Vos y tu bebé de 10 a 12 meses la pasarán de maravilla con este pretexto excelente de la edad. Ya empujar una pelota fomenta su desarrollo motor, ya que promueve la coordinación y fortalece los músculos superiores.

¿Qué necesito? Simple: pelotas. Incluí diferentes tamaños, colores y texturas; cualquier pelota suave o cubierta con paño servirá.

¿Cómo jugamos? Hacé rodar una pelota hacia tu bebé. Animalo para que la haga rodar o la arroje hacia vos y ayudalo si lo necesita. Hablale sobre los objetos y de lo que está haciendo (“¡Arrojaste la pelota verde!” o “Voy a hacer rodar la pelota de lunares hacia vos”). A medida que tu hijo crezca, pedile que haga rodar o arroje una pelota específica.

Trucos y consejos.

  • A esta edad, el objetivo de tu bebé no será preciso. Aún se concentra en los movimientos de la mano y los dedos, de modo que al principio aplastará o dará golpecitos a la pelota.

  • Deberás ayudarlo con estas aptitudes de desarrollo motor inicial, que requieren de mucha práctica. El propósito es ayudar a tu bebé a estimular el control y la coordinación haciendo que agarre, haga rodar y arroje reiteradamente las pelotas.

Banner V2