En el mundo de los bebés, el sol suele tener una gran sonrisa. Desafortunadamente, la mayoría de los efectos cancerígenos y negativos del sol están relacionados con la exposición que tiene una persona antes de los 20 años.

Pero que los rayos del sol tengan efectos dañinos no debe impedirnos disfrutar del placer del aire libre. Podés proteger la piel de tu bebé de los rayos solares en tres formas claves:

  • Colocale crema solar periódicamente. Usá FPS 50, de amplio espectro y resistente al agua (si hay), o de un factor mayor para bebés de más de seis meses. Para los bebés menores de seis meses, algunos pediatras recomiendan aplicar crema solar en las manos, los pies y la cara si están expuestos al sol, aunque cubrir estas zonas es la mejor protección a esta edad.

  • Tratá de evitar el sol. Especialmente entre las 10:00 y las 15:00.

  • Preparación. Protegé la piel de tu bebé con FPS 50, ropa, traje de baño y sombreros.

Tené presentes estas tres sugerencias cuando salgas a disfrutar del sol y sus beneficios, como la vitamina D.

Banner V2