Rutina saludable para prevenir las caries en tu bebé

Rutina saludable para prevenir las caries en tu bebé

Asegurarte de tu bebé cuente con una dentadura saludable para toda su vida puede comenzar incluso antes de que salga el primer diente.

Al limpiar sus encías con un paño húmedo después de ingerir los alimentos, estarás garantizando la reducción de bacterias que puedan llegar a estar al acecho, además de acostumbrarlo a una rutina de higiene dental.

Es natural que después de celebrar la llegada del primer diente, comiences a preocuparte sobre la manera de mantener saludables sus dientes.

Sus dientes de leche durarán hasta alrededor de los 6 años de edad y aunque esos dientes sean mucho menos duraderos que los dientes de adultos, también necesitan cuidado, ya que los mismos actúan como marcadores de posición para los dientes permanentes.

Una vez que aparezcan los primeros dientes de tu bebé, todo lo que necesitas es un cepillo de cerdas suaves humedecido, o un cubre dedos de textura suave. Añade una cantidad de una pasta dental de uso infantil del tamaño de un grano de arroz y para cuando tenga 3 años de edad, del tamaño de un chícharo o guisante.

Las caries de los bebés son el resultado de los restos de azúcar pegados a los dientes, los que se acidifican y pueden dañar el esmalte. Este azúcar puede provenir de la leche materna, de la leche de fórmula, jugo u otros alimentos residuales que hubieren quedado en la boca después de ingerir alimentos, por lo tanto, el mejor momento para cepillarse los dientes es inmediatamente después de alimentarse.

Una buena idea es darle de beber a tu bebé un vaso o un biberón de agua antes de la siesta o de la hora de acostarse, justo después de la lactancia, ya que el flujo de saliva merma durante el sueño, haciendo que el azúcar se adhiera aún más a los dientes y cause daño.

Las caries del bebé afectan a los dientes superiores de adelante, ya que son los primeros en la línea cuando el bebé ingiere líquidos de un biberón, razón por la cual las caries infantiles a veces se las denomina caries del biberón del bebé.

Los alimentos ricos en calcio generan dientes sanos y el hecho de enseñarle tempranamente buenos hábitos de higiene bucal a tu bebé pagará dividendos en el futuro. Darle a tu bebé un bocadillo, tal como brócoli o una zanahoria cocida ligeramente al vapor, es una buena manera de mantener la salud bucal. Evitar el azúcar contribuirá tanto para la salud bucal como para el bienestar general de tu bebé, por lo tanto, trata de evitar los bocadillos dulces, particularmente antes de ir a dormir.

Las primeras señales de caries dentales en bebés usualmente muestran áreas calcáreas blanquecinas en los dientes, a lo largo de la línea de las encías. Un tratamiento temprano puede evitar el empeoramiento de la condición.

A partir de los 12 meses de edad, tu bebé deberá visitar al dentista dos veces al año para mantener sus dientes en condiciones óptimas.

También te puede interesar: