A183_2

Habitación del bebé: cinco productos que no pueden faltar

Lista de ideas para el cuarto del bebé

Idealmente, el nuevo cuarto del bebé debe ser cómodo tanto para vos como para él. Una vez que hayas instalado los elementos básicos, estos accesorios harán que el cuarto del bebé sea más acogedor para él y para vos.

Una silla mecedora y una mesa auxiliar

Una silla mecedora o un sillón para amamantar te harán sentir más cómoda mientras cuidás y acurrucás a tu bebé, y después, con el suave movimiento hacia atrás y adelante, lo calmarás hasta dormirse. Mantené una pequeña mesa auxiliar junto a la silla para los artículos que necesites cuando amamantes o le des la mamadera.

Un ventilador

Una brisa suave ayudará a que vos y tu bebé permanezcan frescos y tranquilos cuando hace mucho calor. El runruneo constante del ventilador genera un sonido de fondo que puede ayudar a calmar al bebé cuando está irritable.

Un móvil para la cuna

Si planeás colgar el móvil sobre la cuna del bebé, asegurate de que esté bien sujetado a la barandilla lateral y se encuentre fuera del alcance de tu hijo. Cuando tu bebé tenga cinco meses (o quizás antes, cuando comience a empujarse con las manos y las rodillas), deberás quitarlo de la cuna y colgarlo en otro sitio. Elegí algo colorido: el rojo es el primer color que verá.

Libros para bebés

Los libros hacen más que adornar los estantes: leer en voz alta a tu bebé, no importa a qué edad, le ayuda a aprender sobre vocabulario, la comunicación y el mundo a su alrededor.

Por supuesto que los mejores accesorios para el cuarto del bebé son mamá y papá. Cuando te des cuenta, cambiarás la cuna por una cama para niños, así que atesorá estos recuerdos.

También te puede interesar: