Las habilidades de tu niño se están unificando para ayudarlo a sentirse más cómodo y confiado con sus alrededores.

Todo manos

Al mejorar en andar y caminar, observá las manos de tu bebé. Al principio estarán hacia afuera para buscar equilibrio. Pero pronto se relajarán, se situarán más abajo y acompañarán su marcha. El próximo paso es la capacidad de llevar algo o arrastrar algo detrás. Finalmente aprenderá a pasar objetos de una mano a otra, alcanzar objetos e, incluso, girar al mismo tiempo que avanza caminando. Poder encorvarse y recuperar algo, primero con asidero y luego sin él, es otro gran obstáculo relativo al desarrollo. La única aptitud que triunfa es la habilidad de agarrar algo del suelo, levantarse con eso y caminar rápido, ¡y eso llegará muy pronto!

Brillo en los ojos

Las crecientes aptitudes visuales de tu bebé funcionarán con su mayor movilidad para darle el sentido de desconfianza de las alturas. Puede que accidentalmente se quede atascado, pero no se pasará de un borde ni intentará bajar de una altura a propósito. Probablemente tampoco sea tan aficionado a las caídas fuertes. Respetá la vacilación recién descubierta de tu bebé; lo ayudará a estar seguro. Después de todo, es un explorador inocente; vos sos la mano experimentada. Al mejorar en la exploración, tu bebé intentará definitivamente probar sus nuevos sentidos de profundidad y distancia. Debido a que vos sos quien tiene experiencia, depende de vos mantenerlo seguro mientras experimenta.

Echá un vistazo a los próximos objetivos relativos al desarrollo.

Banner V2