A305_2

Etapas del desarrollo: el lenguaje del niño

A esta edad, los niños adquieren el lenguaje a pasos agigantados. Ya pueden usar dos o más palabras juntas en frases u oraciones. Es posible que tu hijo no use algunos conectores y se centre en los sustantivos y los verbos, pero si vos completás los espacios en blanco, él empezará a aprender esas palabritas también.

A continuación, podés observar algunos de los siguientes momentos importantes de la adquisición del lenguaje:

  • ¿Cómo se llama a sí mismo tu hijo? Empezará usando su nombre para decir "mí" y luego "yo" en los próximos meses. También debería comenzar a usar otros pronombres pronto.
  • Tu niño debería poder identificar y, quizás, incluso nombrar las partes básicas del cuerpo. Observá cuántas puede nombrar.
  • Debería estar empezando a elaborar relatos sencillos a partir de libros ilustrados. Observá si puede nombrar los dibujos en cada página.
  • Tu niño está empezando a comprender lo que significan las preposiciones. Invitalo a jugar y a que coloque su peluche "debajo de la silla", "sobre la silla" y "al lado de la silla". Al cumplir los tres años, incluso una cadena de cinco o seis de estas preposiciones no le generarán confusión.
  • Escuchá los "errores" que comete tu hijo. Los niños aprenden el idioma empleando reglas que ellos mismos deducen. Aunque de esta forma tu niño puede elaborar frases incorrectas, podrás tener una idea de cómo está aprendiendo.
  • Por ejemplo:

    • Algunos niños se van por las generalidades: todos los perros se llaman "Lobo". Todas las señoras mayores se llaman "Elsa".
    • Otros son demasiado específicos: solo hay "un perro" Lobo; las demás criaturas de cuatro patas deben tener otros nombres.
    • Muchos niños convierten los irregulares en regulares: "Un pie, dos pieses"; "Me voy, él se voy"; "Mi camión rompió".
    • Muchos también crean nuevas palabras (lo que se conoce como "neologismos"): una fuente de agua es "agua caída", un "marcadorero" es alguien que utiliza marcadores para dibujar, un destornillador (una palabra difícil de pronunciar) se convierte en un "llador" y "espaguetis" (una palabra muy difícil) puede reducirse a "gueti."

    No te preocupes por estos errores. Tu niño irá puliendo su idioma por sí solo si está rodeado de buenos modelos.

    Entiende mucho más de lo que puede expresar. A esta edad, debe ser capaz de seguir órdenes de dos pasos (por ejemplo, "Buscá tu suéter y vení a la puerta").

    Levantá las manos

    Hacé gestos bien definidos cuando des instrucciones y tu hijo, incluso, podrá seguir una serie de tres pasos. Los gestos y las señales visuales de todo tipo ayudan a los niños a unir partes del idioma, así que prepará esos ojos y esas manos para tener una animada y prolongada conversación con tu pequeño.

También te puede interesar: