En este momento, la tendencia de tu niño a decir "no" a todo puede empezar a variar un poco. A medida que comprende mejor el lenguaje y tiene más vocabulario, tu hijo podrá:

  • Negociar un poco

  • Comprender el concepto de elegir entre dos elementos (pero no más de dos)

  • Comprender una oración corta ("Podemos hacer esto después de bañarte".)

No te engañes

Todavía quiere hacer las cosas a su propio modo, defender su independencia y probar los límites. Sé clara sobre lo que esperás de él. Un niño pequeño realmente no comprende la frase "Sé bueno", así que optá por instrucciones más precisas como "No se pega". Probá no hablar demasiado cuando establezcas los límites a tu niño, muchas palabras lo abrumarán, lo harán fastidiarse y sentirse confundido. Mantené la sencillez.

Banner V2