Los bocadillos saludables para niños son fáciles de encontrar una vez que sabés lo que buscás. Estas son algunas pautas que tenés que tener en cuenta durante el crecimiento y el desarrollo de tu hijo.

Bocadillos para tu bebé de un año

Tal vez te parezca que tu bebé de un año no quiere comer nada más, ahora que su apetito y ritmo de crecimiento han disminuido. Razón de más para tentarlo con bocadillos nutritivos, saludables y sabrosos. Los bebés de esta edad están listos para alimentos que pueden tomar con las manos.

  • Los huevos son una buena fuente de nutrición equilibrada. A los bebés les viene bien el hierro adicional de la yema de huevo. Algunos bebés pueden ser alérgicos a la clara del huevo, de modo que observalo con atención en caso de cualquier reacción. No te preocupes por el colesterol, los bebés necesitan más que vos. Tres o cuatro huevos por semana están bien. Unas tortillas pequeñas cortadas en cuadraditos y tiritas son fáciles de manejar.

  • Las frutas frescas son mejores que los jugos de frutas. Estos se convierten principalmente en azúcar, mientras que la fruta fresca en trozos es una buena fuente de vitaminas y otros nutrientes. Dale a tu hijo pequeños pedazos de durazno fresco o una banana aplastada.

  • La compota de manzana es otra forma inteligente de darle fruta a tu hijo. Preparate para el lío, ya que tu hijo la querrá comer con la mano.

  • El queso en hebra o los daditos de queso son una buena forma de darle calcio a tu hijo si no le gusta la leche o, incluso, si le gusta. La ricota también es un favorito; nuevamente, ¡preparate para un lío!

  • Las verduras cocidas y en cubos como zanahorias y porotos verdes son un bocadillo sabroso. Evitá los guisantes enteros.

  • Las papas , cocidas y en cubos, son la solución. Cuidado con el hábito de las papas fritas; son demasiado grasosas y demasiado saladas.

Bocadillos para niños de 18 meses

A esta edad, tu niño necesita dos o tres bocadillos nutritivos por día, además de las comidas. Probá los siguientes:

  • Galletas saladas

  • Bananas maduras , ya sea en pedacitos o servida entera

  • Tostada: el mejor alimento para tu hijo. Probá untarla con una capa delgada de mantequilla de maní o queso crema para darle un toque nutritivo.

  • Queso en hebras , rodajas de queso americano, cubos de cheddar, lo que funcione. Si encontrás un queso que a tu hijo le guste, daselo.

  • La mantequilla de maní suave con galletas generalmente no falla.

  • Cereal sin azúcar : poné un poco en un vaso para una merienda por la tarde. Parte del encanto es elegirlos uno por uno.

  • Galletas de arroz sin sal : grandes y divertidas para que las sujeten sus pequeñas manos.

  • Bollos de pan. Estos son un medio maravilloso para comer bocadillos saludables. Cortalos en pedacitos manejables o simplemente por la mitad. Agregá queso crema, queso derretido y frío, o puré de fruta.

Bocadillos para tu bebé de dos años

Cuidá la dieta de tu hijo para asegurarte de que esté consumiendo suficiente cantidad de nutrientes importantes como hierro, vitamina B y proteína. Estos son algunos alimentos ricos en nutrientes son excelentes bocadillos para que tu hijo coma.

  • Huevos revueltos, huevos duros: son una gran fuente de hierro y proteína. Hacé pequeñas tortillas y cortalas en pedacitos.

  • Palitos de queso en hebra, rodajas y cubos de queso: son una forma inteligente de ofrecerle a tu hijo coma calcio y proteínas.

  • Barritas de pescado : un favorito para la cena y una buena fuente de calcio. Combinalo con un delicioso puré de papas por los carbohidratos, ¡y ya tenés una comida!

  • Los cereales sin sal, como las galletas de arroz y las tostadas son excelentes fuentes de vitamina B y a los niños suele gustarles su relativa blandura. Probá untar medio bollo con un poco de queso crema para obtener una combinación saludable rica en proteínas y carbohidratos.

  • Rodajas de manzana, rodajas de duraznos, ciruelas, rodajas de naranjas: las frutas frescas siempre vienen bien.

  • Frutas secas y pasas. Asegurate de cortar la fruta en tiras y quitar las semillas de las pasas y los dátiles. A los niños les encanta elegir fruta seca picada de su tazón favorito.

  • "Pequeños racimos" o trocitos al vapor de brócoli y coliflor , combinados con puré de papas. Si se introducen temprano, pueden convertirse en bocadillos favoritos.

  • Minipizzas. Tomá medio panecillo inglés o bollo, con salsa de tomate esparcida, queso encima y colocalo en el horno hasta que se derrita.

Alimentos que se deben evitar

Algunos alimentos son famosos por su riesgo de asfixia en los niños de esta edad.

Estos incluyen los siguientes:

  • Panchos (a menos que estén cortados en cuartos a lo largo antes de cortar en rebanadas)

  • Uvas enteras, tomates cherry enteros

  • Caramelos duros, incluidas las gomitas

  • Nueces

  • Pochoclos

  • Zanahorias crudas, apio, porotos verdes o cualquier verdura dura

  • Semillas (como semillas de calabaza o semillas de girasol)

  • Pedazos grandes de cualquier alimento, como carne o papas

  • Pedazos grandes de mantequilla de maní (siempre usá la cremosa y untala finamente en una galleta o tostada)

Información sobre el jugo

El jugo es una bebida dulce que es muy adictiva para tus hijos. El jugo en mamadera está asociado con infecciones de oído y caries. ¡En los países desarrollados, la causa más común de desnutrición es el exceso de jugo! Un vaso pequeño (no una mamadera) de jugo para acompañar un bocadillo está bien, pero asegurate de que el jugo no se convierta en el plato principal. El jugo de fruta natural es mejor que los "refrescos de fruta", las "bebidas combinadas" u otros productos artificiales. Leé las etiquetas y evita que el monstruo del jugo se apodere de la hora del bocadillo.

Banner V2