Es natural que desees celebrar el primer año de tu bebé. La fiesta en sí quizás dure algunas horas, pero estos consejos te ayudarán a crear recuerdos gratos para toda la vida.

1. Plantá un árbol. Al igual que tu bebé, el árbol crecerá con cada año que pasa, asentando sus raíces y expandiendo sus ramas al mundo. Cada año podés tomar fotos de tu hijo junto a su árbol especial. Es hermoso registrar su vida y también le enseña sobre la conexión que tenemos con la tierra y el medio ambiente.

2. Armá una colcha del primer año. Esta es una forma cariñosa de guardar una parte de ese enterizo adorable de recién nacido del que no podés desprenderte. Reuní la ropa, las sábanas y las mantas que te gustaría usar, recortalas en cuadrados y coselos para formar una colcha. Será un obsequio especial para cuando crezca.

3. Registrá la historia de tu bebé. Seleccioná tus fotos preferidas de los últimos 12 meses y colocalas en un álbum de recortes. Escribí una breve historia o creá una diapositiva destacando los momentos especiales y los logros del primer año de tu bebé.

4. Tomale una huella. Utilizá un kit de moldes para tomar una impresión de la mano o el pie de tu pequeño. Colocala en un marco doble, con el molde en un lado y una imagen del primer cumpleaños en el otro.

5. Creá una cápsula del tiempo. Recopilá artículos que capturen la esencia del primer año de tu bebé: una foto de tu casa, una muestra de su colcha preferida, un sonajero que le encantaba, etc. Guardalos en una caja cerrada para abrirla cuando cumpla 18 años.

Banner V2