El fin de semana de Pascuas es una oportunidad maravillosa para pasar un buen momento con su familia. Aprovechar al máximo el tiempo para estar juntos e incluir a tu pequeño – y al resto de la familia – en la creación de manualidades divertidas y creativas para Pascua.

Ya sea que 'hagas un mapa especial para encontrar un tesoro o lo ayudés a pintar huevos, recordá usar materiales que sean para niños, es decir, tijeras con bordes redondeados, brochas suaves y pintura acrílica lavable y no tóxica.

Huevos pintados

Qué necesitarás':

Huevos, pinturas acrílicas de varios colores, brochas, purpurina o escarcha, pegamento.

  • Herví los huevos durante cinco a siete minutos.

  • Sacalos del fuego y ponelos a enfriar (asegurate de que tu hijo no' pueda alcanzarlos mientras estén 'calientes).

  • Poné pintura en tazones pequeños y dejá que tu hijo pinte diseños y patrones en cada huevo.

  • Dejalos secar afuera en una bandeja para hornear o un plato plano.

  • Para darle un toque chispeante, mezclá un poco de purpurina en el pegamento y untala.

Armar la búsqueda del tesoro

Qué necesitarás': láminas de papel, lápices y pinturas de colores, huevos decorados, cestas.

  • Para hacer el mapa para buscar el tesoro: usá una hoja en blanco y lápices y pinturas de colores para dibujar un mapa sencillo de tu casa o patio – el lugar en donde'piensas esconder los huevos. Usá gráficos grandes y pistas fáciles de seguir.

  • Escondé los huevos por toda la casa o patio, o en los dos.

  • Decorá cestas de mimbre o plástico de tamaño infantil con plumas, cintas, pedacitos de algodón y pompones, y preparalo para la búsqueda del tesoro. Invitá a sus amigos a una cita para jugar y hacé una tarde para recordar.

Cintillos de conejos de Pascua

Qué necesitarás: tres láminas de cartulina (blanca o de color), pegamento no peligroso, purpurina, cintas, lentejuelas, lápices y marcadores de colores

  • Usá el papel blanco para recortar la forma principal de las orejas, y luego cortá la misma forma más pequeña con el papel de color.

  • Pegá las orejas de color más pequeñas sobre las orejas blancas. Dejá que tu hijo decore las orejas con pegamento y purpurina o lentejuelas.

  • Cortá una tira larga de cartulina que se ajuste a la cabeza de tu hijo. Dejalo que dibuje patrones e imágenes en la tira y luego ayudalo a pegar los bordes y pegar las orejas en la tira.

  • Dejá secar el pegamento antes de que se la coloque.

Construir recuerdos con tu niño ahora es importante porque estas son las tradiciones que compartirá con su propia familia algún día. ¡Que tengan una feliz Pascua!

Banner V2