Toallitas húmedas o toallas de tela: ¿Qué es mejor?

Toallitas húmedas o toallas de tela: ¿Qué es mejor?

La herramienta adecuada

Dada la cantidad de tiempo que actualmente pasamos fuera del hogar, las toallitas húmedas representan una herramienta valiosa para el cambio de pañales, así como para limpiar las manos o cara de los niños debido a que se pueden llevar fácil y cómodamente. De hecho, más del 86 por ciento de las mamás en los EE. UU. dicen que siempre/muchas veces usan toallitas húmedas cuando cambian los pañales fuera de casa.

Un motivo por el que las mamás eligen las toallitas húmedas en lugar de otros métodos de limpieza es la comodidad – las toallitas son más fáciles de llevar que una toalla de tela y agua. Sus envases muy prácticos para sacarlas de a una, se suman a esta comodidad porque son fáciles de llevar y las toallitas húmedas siempre están al alcance.

Una solución sustentable

Los padres pueden tener la seguridad de que usar las toallitas para bebés no siempre es peor para el medioambiente que otros métodos para higienizar delicadamente a sus bebés. En 2010, EDANA (la Asociación Europea de Productos no Tejidos y Desechables, que es una asociación internacional de productos no tejidos e industrias relacionadas) realizó una evaluación del ciclo de vida  y comparó las toallitas húmedas para bebés, las toallas de tela y las bolas de algodón para comprender su efecto en el medioambiente.

Esta evaluación observaba todo el ciclo de vida  de un producto, desde la creación de sus materias primas, la fabricación, el uso del consumidor, y hasta su eliminación, de manera de evaluar los efectos potenciales en el medioambiente. Los resultados hallaron que las toallitas húmedas y las toallas de tela tenían efectos potenciales similares en el medioambiente y son mejores que usar bolas de algodón cuando se trata del medioambiente.

Cuando se trata de las prácticas para el cambio de pañales, cada mamá tiene su opinión acerca de qué producto prefiere para su bebé. Dejando de lado las preferencias personales, las toallitas húmedas para bebés Pampers Sensitive han demostrado ser superiores que el uso tradicional de toallas de tela y agua en términos de delicadeza sobre la piel y comodidad de las mamás que están siempre afuera. Aún más, las toallitas respetan el medioambiente de la misma manera que las toallasd de tela y agua.

Delicadas para la piel

Durante muchos años, las toallitas húmedas Pampers Sensitive han demostrado ser un producto de limpieza seguro y efectivo que incluso es más leve que la toalla de tela con agua.

Las evidencias clínicas publicadas en Dermatology Nursing en 2001 descubrieron que las toallitas húmedas Pampers Sensitive eran más suaves para la piel que usar simplemente una toalla de tela o algodón y agua. El trabajo clínico continuo de Pampers demuestra que esto sigue así hoy en día.

Un estudio clínico de neonatología publicado en 2009 encontró que las toallitas húmedas sin alcohol y sin perfume de Pampers realmente ayudaban a mantener la salud de la piel de los bebés mejor que las gasas de algodón y agua en una unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN).

El estudio en la UCIN incluyó bebés prematuros y de término, y el uso de las toallitas húmedas realmente demostró menos eritema (enrojecimiento) en el perineo en comparación con las gasas de algodón y agua después de cinco días de uso. Las características más importantes de las toallitas para bebés Pampers que las hacen suaves y delicadas para la piel incluyen las siguientes:

  • Superficie similar a un paño suave.
  • Emolientes acondicionadores de la piel.
  • Surfactantes suaves para ayudar a aflojar y despegar la suciedad.
  • Sistema de amortiguación del pH para ayudar a recuperar el equilibrio natural del pH.

También te puede interesar:

Pañales

Pampers Pants

Sube como pantaloncito, hasta 12h* sequito.