Así de pequeñitas como son, las uñas de tu bebé crecen sorprendentemente rápido y es posible que se las debas cortar hasta dos veces a la semana. Mantenerle las uñas cortas y suaves evita que se rasguñe, sin necesidad de cubrirlas con manoplitas, que pueden limitarle el uso de las manos para aprender sobre el mundo. Cortarle las uñas al bebé cuando está contoneándose o moviéndose mucho es casi imposible, así que este es el truco: esperá a que se duerma.

Esta es la forma de cortarle las uñas:

  • Utilizá una lima de uñas suave, cortaúñas para bebés o tijeras de uñas para bebés.

  • Para evitar cortarle la piel de la punta del dedo mientras recortas las uñas, presioná la yema de los dedos hacia atrás para alejarla de la uña a medida que cortas.

  • No entres en pánico si sangra un poquito; simplemente ejercé un poco de presión y aplicale un ungüento antibiótico.

  • Las uñas de los pies crecen más lento y en general son muy suaves; con cortarlas una vez al mes es suficiente.

Para evitar que tu bebé se rasguñe (o te rasguñe), mantené sus uñas cortas y suaves. Asegurate de permanecer en calma durante el procedimiento y todo saldrá bien.

Banner V2