Las toallitas para bebés se han convertido en una parte esencial de la vida diaria de muchas familias. A medida que su uso se ha ampliado con el tiempo, las toallitas para bebés Pampers han mejorado continuamente para satisfacer las cambiantes necesidades de los consumidores, con notables avances en las características de salud de la piel.

Cuidado suave para la piel del pañal

La piel alrededor del área del pañal de un recién nacido está regularmente expuesta a la humedad, la orina y la caca. Esta piel tené más pliegues y arrugas que otras zonas, lo que puede dificultar una limpieza a fondo. Este es un factor importante por el que la mayoría de los bebés experimentan al menos un caso de dermatitis del pañal.

La prevención y el tratamiento eficaces de la dermatitis del pañal requieren cambios y limpiezas frecuentes para eliminar la orina y las enzimas fecales de la piel. En cada cambio, es importante limpiar a fondo la piel. El uso de las toallitas húmedas Pampers Baby Wipes puede ayudar a que este trabajo sea rápido y fácil. La aplicación de cremas y el uso de pañales desechables superabsorbentes como Pampers también pueden reducir la probabilidad de la dermatitis del pañal.

¿Por qué es importante una limpieza suave y eficaz? La piel sana del bebé tiene un equilibrio de pH natural. Pero la suciedad de los pañales puede aumentar el pH, lo que hace que la piel sea más susceptible a los irritantes que pueden causar la erupción. La limpieza regular de la piel con Toallitas Pampers puede eliminar estos irritantes y ayudar a restaurar el equilibrio natural y saludable del pH de la piel.

¿Es suficiente el agua?

Mientras que el agua y la toalla son a menudo vistos como el estándar de oro para cambiar el pañal, en la limpieza, el agua no puede eliminar las sustancias aceitosas de la piel fácilmente, y el agua por sí sola no proporcioná la acción de amortiguación del pH.

De hecho, el agua podé tener un impacto negativo en la fisiología de la piel con el tiempo y no proporciona una ventaja sobre otros métodos de limpieza, como el uso de toallitas húmedas para bebé. Además, si se utilizan toallitas o esponjas, pueden crear demasiada fricción contra la piel del bebé o del niño pequeño, o pueden reintroducir contaminantes en la piel si se reutilizan antes del lavado.

Obtené más información sobre las rozaduras de pañal más comunes y descubrí qué podés hacer para tratarlas.