¿Estás organizando un Baby Shower en la oficina? De ser así, probablemente querrás hacer que el evento sea lo más sencillo posible. En la mayoría de los casos, contás con muy poco tiempo: la pausa para el café, la hora del almuerzo o un cóctel después del trabajo.

Si estás considerando llevar a cabo un Baby Shower en una sala de conferencias, primero consultalo con el supervisor y reservá la sala con anticipación. No hay necesidad ni tiempo para ornamentos elaborados: un ramillete de globos es suficiente para crear un ambiente festivo. Probablemente querrás evitar los juegos y pasar directamente al refrigerio. Una cesta de pastelillos o un plato de panecillos están bien para una celebración en la oficina durante el receso matinal. Si pensás hacerlo por la tarde, considerá la opción de una torta acompañada con café.

En el el caso de un Baby Shower en la oficina, más que con otros tipos de fiestas similares, es perfectamente aceptable organizar una colecta para el refrigerio. Los compañeros de trabajo también pueden preferir colaborar para comprar un único regalo grande o darle una tarjeta de regalo en lugar de traer obsequios individuales, especialmente si todo el mundo no conoce a la futura mamá.

Otras ideas para un Baby Shower en la oficina incluyen un almuerzo en un restaurante o un cóctel después del trabajo. Sea cual sea la elección, deberás planificar una reunión agradable y breve, dado que los invitados probablemente tendrán que regresar al trabajo o desearán volver a casa con sus familias una vez finalizado el evento.

Otros artículos de interés:

• Comida y bebidas para un Baby Shower

• Bebidas para un Baby Shower

• Cómo planificar un Baby Shower en un restaurante

Banner V2