Baby Shower

Aprende a crear un hermoso bufe para tu Baby Shower

Naturalmente, la comida es el alma de cualquier fiesta, por lo que es una buena idea prestar atención especial a la mesa de bufé o mesa de comida del Baby Shower. Aun así, la decoración no tiene por qué ser complicada o costosa. Aquí te sugerimos ocho formas de crear una hermosa mesa para exhibir la comida y los refrigerios:

  1. Unos cuantos juguetes y artículos infantiles son fantásticas decoraciones para las mesas del Baby Shower. Usá objetos más pesados para sujetar los globos. Colocalos en las esquinas o en la parte de atrás de la mesa de bufé o en el centro de la mesa de comida.

  2. Llená las mamaderas con caramelos coloridos, como los caramelos de gomita o M&M’s, o colocá crayones en los frascos de comida para bebé. También podés usar las mamaderas como floreros. Decorá divertidos centros de mesa agrupando varias mamaderas de diferentes formas y tamaños, y llenándolas de retoños o flores.

  3. Considerá usar fotos enmarcadas de cuando la futura mamá, el papá y los hermanos eran bebés como decoración para las mesas. O reuní fotos de cuando los invitados eran bebés y usalas como tarjetas de sitio en la mesa.

  4. Los centros de mesa para los Baby Showers pueden tomar diversas formas. Las flores y las velas quedan preciosas en cualquier mesa. Si vas a optar por algo que tenga más que ver con el bebé, pensá en un grupo de animales de peluche, una canasta de regalo con productos para el bebé, un conjunto de juguetes para el baño, una colección de libros para niños o un castillo de juguete para el pequeño príncipe o la pequeña princesa. Las cintas y los lazos también visten cualquier bufé de Baby Shower.

  5. Los chupetes y los sonajeros, o cualquier cosa que suene como campanilla, se pueden utilizar como sujetador para las servilletas.

  6. Una mantita o papeles con diseños para bebés se pueden convertir en un mantel exclusivo para una mesa. Las telas que cubren las mesas hasta el piso son las que mejor lucen. Intentá usar un gran mantel de color neutro como base y luego colocá una pieza más pequeña y decorativa en la parte superior.

  7. No pases por alto el aspecto decorativo de los alimentos. Al planificar el menú, imaginate cómo se verán los diferentes alimentos cuando los exhibas como parte de la presentación. El objetivo es lograr una variedad de formas, colores y texturas diferentes.

  8. ¡Las guarniciones marcan la diferencia! Incluso la forma más simple de presentación lucirá elegante y hermosa si se piensa un poco cómo exhibirla. Entre las guarniciones fáciles, se incluyen las ramitas de hierbas frescas, los tomates cherry, las aceitunas negras o verdes, las rodajas de frutas, las fresas frescas, una pizca de semillas de sésamo, un puñado de nueces picadas, el chocolate rallado, los rocíos de jarabes y el azúcar impalpable o el cacao en polvo espolvoreados.

También te puede interesar: