A54

Ver el progreso de tu bebé de una etapa a otra es muy emocionante. Es impresionante ver cómo crece y cambia; asegurate de disfrutar estos momentos con tu bebé.

4 meses

Tu bebé crece rápido y sus cambios físicos, emocionales y cognitivos se dan casi al instante. Ahora tu bebé interactúa más con el mundo y también aprende de la madre, su compañera favorita de juegos.

A los 4 meses, tu bebé probablemente:

  • sostendrá la cabeza firmemente solo o con los antebrazos o brazos, mientras está sentado: es la mejor forma de tener una charla con vos.

  • Podrá verte al otro lado de la habitación y te seguirá con la mirada a medida que te desplaces por el lugar.

  • Sabrá cómo llamar tu atención llorando, tirando algo o tosiendo.

  • Golpeará objetos y, a veces, se las ingeniará para alcanzarlos y recogerlos. Si alcanza algún objeto, lo sacudirá o se lo meterá en la boca. Si se le cae, es un accidente que lo sorprenderá.

  • Descubrirá que sus manos son muy interesantes. Se golpeará las manos, se las tocará o simplemente se las mirará.

  • Se babeará mucho y humedecerá todos sus juguetes y a vos, pero es probable que sus dientes todavía no estén por salir.

  • Reconocerá tu voz si lo llamás desde otra habitación y se calmará, al menos durante un momento. Aprenderá a esperar y anticipar lo que se viene.

  • Se quedará dormido si inicias un ritual de sueño y le das un pequeño juguete o una manta para arroparlo.

6 meses

A los 6 meses, el bebé ya se sentará o estará preparado para sentarse, y su espalda comenzará a enderezarse. Será una nueva perspectiva para el bebé, ¡y la disfrutará!

A los 6 meses, tu bebé probablemente :

  • Se reirá con fuerza, sonreirá y gritará.

  • Le parecerá gracioso si dejás caer o arrojás cosas, y hará ruidos para que (tú) reacciones. También experimentará con las ideas del espacio y la desaparición de cosas.

  • Es posible que intente pararse en los muebles o en la cuna.

  • Podrá pasarse objetos de una mano a otra.

  • Se pondrá prácticamente cualquier cosa en la boca.

  • Los bebés se mueven hacia adelante y hacia atrás.

  • Le saldrá su primer o sus primeros dientes.

  • Volteará la cabeza al escuchar un sonido.

  • Se conformará con chuparse el dedo, el chupete o darse vuelta para estar más cómodo.

  • Se volteará sobre sí mismo hacia ambos lados.

  • Comenzará a tener noción de los extraños, ya que desarrollará su inteligencia y podrá determinar las personas que le son familiares y las que no lo son.

Cuando creés que tenés todo bajo control, tu bebé decide desafiarte nuevamente, ¡ya que comenzará a desplazarse! Deberás empezar a pensar en las cuestiones de seguridad. A medida que tu bebé comience a ingerir los primeros alimentos sólidos, tendrás que estar alerta de los objetos que pueden presentar un riesgo de asfixia.

9 meses

Tu bebé ha comenzado a moverse: explora, investiga y experimenta. Le encanta esconder cosas y jugar a las escondidas porque ahora puede recordar las cosas que no están frente a él. Deberás estar alerta constantemente para mantener al bebé seguro y mostrarle que lo amás. A esta edad, es cuando los padres se dan cuenta de la fuerte personalidad del bebé y de las ansias que tiene de participar en todo.

A los 9 meses, tu bebé probablemente:

  • Se sentará bastante bien sin apoyo y podrá girar y voltear cuando esté sentado.

  • Jugará con juguetes mientras esté sentado.

  • Se desplazará hacia adelante, ya sea arrastrándose o gateando. Algunos bebés no gatean, pero sí pueden trasladarse de un lugar a otro.

  • Se esforzará para pararse y, a veces, quedará atascado. (Pronto aprenderá a sentarse de nuevo).

  • Utilizará sus deditos como pinzas; el dedo índice y el pulgar en conjunto para recoger objetos pequeños. (Podés estar segura de que encontrará todo objeto pequeño que se haya caído en la alfombra o rodado debajo de la mesa).

  • Utilizará el dedo índice para hurgar objetos, como interruptores, botones o tomacorrientes.

  • Deseará verte en todo momento. Se irá y regresará para verte mientras juega. Probablemente, se ponga muy ansioso si te pierde de vista. Es posible que tu bebé se incomode con personas extrañas e incluso salude con miradas extrañas o les grite a personas que sí conoce. Recordá que el bebé no se está portando mal. Solo conoce la diferencia entre su familia y cuidadores cercanos, y otras personas que le resultan menos familiares.

  • Balbuceará como una buena imitación de la forma de hablar. Comenzarás a escuchar "mamá" y "papá" de vez en cuando. Tu respuesta embobada a estas palabras le hará saber que es muy especial.

  • Sabrá su propio nombre, se dará vuelta cuando lo llamen, reconocerá algunas palabras y se interesará por las personas que le hablan.

  • Le saldrán los primeros dientes, generalmente los incisivos superiores e inferiores.

  • Se despertará y no se portará del todo bien por la noche. Eso se debe a que extraña a las personas y la diversión que vive durante el día.

  • Ya no le agradará estar siempre en brazos. Deseará bajarse e interactuar con todo lo que lo rodea.

  • Estará preparado para controlar su alimentación. En esta etapa, verá los platos y los alimentos que se comen con la mano como objetos muy interesantes, porque ya ha perfeccionado el agarre prensil.

  • Hará ruidos nuevos tirando, golpeando, sacudiendo y desarmando juguetes. Que papá o mamá estén allí para recoger estos objetos lo hace más divertido.

Sobre el contenido aquí publicado

La información de este artículo se basa en las recomendaciones de expertos que se encuentran en fuentes rigurosas: médicas, institucionales y/o gubernamentales. En ninguna circunstancia, el contenido de esta página debe reemplazar las sugerencias médicas y/o de especialistas. Es responsabilidad del lector siempre acudir a los profesionales para obtener orientación precisa. Para más información de nuestros lineamientos editoriales, consulta el apartado Ética Editorial de Pampers®.