A86_2

Seguridad en la cocina para los niños

La cocina es el centro de tu hogar y vida familiar.

Mantené a todos fuera de peligro con estas pautas para la seguridad en la cocina fáciles de cumplir:

  1. Colocá a tu hijo en su silla alta o corralito portátil cuando estés ocupada. Esto lo mantendrá alejado de posibles peligros y otras superficies calientes.
  2. Mantené cuchillos, tenedores, tijeras y otros instrumentos cortantes fuera del alcance de un niño, guardados en un cajón y separado de los utensilios de cocina.
  3. Siempre girá los mangos de las ollas hacia la parte trasera de la cocina de modo que estén fuera del alcance.
  4. Desenchufá los dispositivos que no uses de modo que tu hijo no los pueda encender. Escondé los cables eléctricos.
  5. Nunca dejes abierta la puerta del horno. De ser posible, aislá la puerta del horno para proteger a tu hijo del calor. Girá todos los encendedores de la cocina y horno a la posición apagado y cubrilos con tapas para perillas a prueba de niños. Intentá restringir el acceso a la cocina cuando no estés ahí y cuando sea posible.
  6. Evitá que los manteles o individuales cuelguen al costado de la mesa. Con un tirón del paño, la cena estará en el piso.
  7. Mantené entretenido a tu bebé mientras trabajás. Los artículos como contenedores de plástico blandos son seguros y proporcionan una excelente distracción.
  8. Utilizá pestillos de seguridad para niños en los gabinetes al nivel del piso. Podés dejar una sin pestillo que contenga elementos seguros como recipientes simples de plástico blando u ollas y sartenes irrompibles para permitir que tu hijo tenga un poco de libertad para explorar.

También te puede interesar: