Llegada del bebé a casa, como prepararse

El gran día se acerca rápidamente. ¡Estás a punto de conocer a tu bebé por primera vez!

Para asegurarte de poder disfrutar y apreciar este momento tan especial de la mejor manera posible, aquí hay algunas cosas que podés hacer para facilitar tu transición a la maternidad durante las primeras semanas:

1. Elegí al pediatra.

Podés llamar y coordinar una cita mientras todavía estás embarazada. De este modo, tendrán la oportunidad de comenzar a conocerse. También podés hacerle todas las preguntas que tengas sobre el cuidado del bebé, tales como:

  • ¿Cuándo podés traer al bebé para una primera visita luego de que te den el alta en el hospital?

  • ¿El consultorio del médico tiene un horario programado de atención telefónica para las preguntas que no son de urgencia?

2. Preparación de la comida

Prepará algunos platos y congelalos para que la hora de la cena sea un momento apacible durante las primeras semanas como nueva familia.

3. Las visitas y la familia

Sin duda, tus amigos y familiares estarán tan emocionados por conocer al bebé como vos. Fijate si te sentís bien para recibirlos, o si preferís fijar días u horas en que estarás dispuesta a recibir visitas.

Quizás también quieras considerar la posibilidad de que un miembro cercano de la familia se quede con vos durante la primera semana o un poco más, mientras te recuperás.

4. Hogar y lavado

Mientras que la sala de recién nacidos espera con ansiedad la llegada del bebé, puede ser conveniente poner el resto de tu casa en orden y tener el lavado de la ropa al día; algo menos de qué preocuparte cuando llegues a casa del hospital.

5. Llevar ropa para el bebé y para vos, para el regreso a casa

Seleccioná una ropa linda para el bebé y para vos, para que puedan ponerse el día que vuelvas a casa con el bebé del hospital.

¡Eso es todo! Estos consejos se pueden agregar a la "lista de verificación para volver a casa con el bebé", que te ayudará a sobrellevar la situación mientras te acoplás a la vida con un bebé y como familia.

Ahora prepará el bolso para el hospital.

Sobre el contenido aquí publicado

La información de este artículo se basa en las recomendaciones de expertos que se encuentran en fuentes rigurosas: médicas, institucionales y/o gubernamentales. En ninguna circunstancia, el contenido de esta página debe reemplazar las sugerencias médicas y/o de especialistas. Es responsabilidad del lector siempre acudir a los profesionales para obtener orientación precisa. Para más información de nuestros lineamientos editoriales, consulta el apartado Ética Editorial de Pampers®.