Embarazo ectópico: Causas, síntomas, y riesgos

Es importante saber que un embarazo inicia con un óvulo fecundado. Normalmente, este óvulo fecundado se adhiere al revestimiento del útero; sin embargo, también puede presentarse un embarazo ectópico, pero tranquila, la buena noticia es que este tipo de embarazos no son comunes y, si ocurren, requieren atención médica, por lo que es útil saber sobre ellos. Aprendé más sobre lo que es y cómo se pueden sentir.

¿Qué pasa en un embarazo ectópico?

En un embarazo ectópico, el óvulo fertilizado se implantá fuera del útero y ahí crece. Usualmente se adhiere a la trompa de Falopio (pero ocasionalmente al ovario, cuello uterino u otros lugares en el abdomen). Estos no pueden contener un embrión en crecimiento, por lo que el embarazo no puede progresar.

La probabilidad de que ocurra un embarazo ectópico es relativamente baja, y representa solo el 2% de los embarazos.

Un embarazo ectópico debe ser tratado por un ginecólogo, él discutirá y recomendará las mejores opciones para la embarazada. Descubrí más acerca de las causas, riesgos, síntomas y tratamientos para esta condición.

Causas del embarazo ectópico

Las posibles causas de un embarazo ectópico pueden incluir:

  • Infección. Una trompa de Falopio infectada o inflamada puede significar que se bloquea parcial o totalmente, por lo que el óvulo fertilizado no puede avanzar a lo largo del tubo.

  • Cicatriz. El óvulo fertilizado puede tener dificultades para moverse a través de la trompa de Falopio si el tejido cicatricial de una infección o cirugía bloquea su camino.

  • La forma de la trompa de Falopio. A veces, si la forma de la trompa de Falopio es anormal debido a un crecimiento anómalo o un defecto congénito, el óvulo fertilizado tiene dificultades para abrirse paso.

Factores de riesgo para un embarazo ectópico

Es más posible que tengás un embarazo ectópico si…

  • Tenés más de 35 años

  • Has tenido un embarazo ectópico anteriormente

  • Has tenido cirugía pélvica o abdominal

  • Has tenido una enfermedad inflamatoria pélvica

  • Has concebido después de una ligadura de trompas o mientras el DIU está en su lugar

  • Fumás

  • Tenés endometriosis

  • Concebiste usando tratamientos de fertilidad o estás usando medicamentos para la fertilidad.

Signos y síntomas del embarazo ectópico

Es posible que te preguntés cómo saber si tengo un embarazo ectópico, especialmente porque algunos de los signos de un embarazo ectópico también son los signos normales de un embarazo saludable que podés experimentar en el primer trimestre.

Tené en cuenta que los embarazos ectópicos son poco comunes y que tu ginecólogo es la persona adecuada para realizar este diagnóstico. Algunas mujeres no experimentan ningún síntoma en absoluto. Sin embargo, si desarrollás síntomas, probablemente notarás los signos de un embarazo ectópico entre la 4ª y la 12ª semana de embarazo.

Estos podén incluir:

  • Un dolor agudo que aparece y desaparece, y podé variar en intensidad. El dolor de embarazo ectópico puede localizarse en la pelvis, el abdomen o incluso el hombro y el cuello.

  • Sangrado que puede ser más pesado o más ligero que tu período normal. Recordá, el sangrado al inicio del embarazo también podría ser hemorragia de implantación, por lo que es mejor que consultés a tu médico.

  • Incomodidad al orinar o defecar.

  • Debilidad, mareos o desmayos.

Estos síntomas podén comenzar muy temprano en tu embarazo, en un momento en que es posible que aún no sepás que estás embarazada. En algunos casos, los signos de un embarazo ectópico serán reconocidos primero por tu médico durante el primer ecosonograma del embarazo.

Comunícate con tu médico de inmediato si notás dolores punzantes que duran más de unos minutos, o si tenés algún sangrado. Ve al hospital lo antes posible si tenés sangrado vaginal, dolor o debilidad en el abdomen u hombro, mareos o desmayos.

Diagnóstico

Tu médico podé hacer un diagnóstico de embarazo ectópico al realizar este tipo de exámenes:

  • Un examen pélvico para evaluar si hay dolor, sensibilidad o una masa en el abdomen.

  • Un ultrasonido para ver dónde se está desarrollando el embarazo.

  • Una prueba de orina o análisis de sangre para medir los niveles de hCG. Si el nivel de esta hormona del embarazo es menor de lo esperado, podría deberse a un embarazo ectópico.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento? 

Un óvulo fertilizado no se puede desarrollar normalmente fuera del útero. Para prevenir complicaciones con riesgo de muerte, el tejido ectópico se debe extraer. Según tus síntomas y cuándo se descubrió el embarazo ectópico, se podé realizar con medicación, cirugía laparoscópica o cirugía abdominal. A continuación te explicamos:

  • Medicamento para un embarazo ectópico llamado metotrexato, que ayuda al cuerpo a absorber el tejido del embarazo.

  • Cirugía mínimamente invasiva, como la cirugía laparoscópica, que consiste en extraer el tejido del embarazo ectópico y reparar o extirpar la trompa de Falopio afectada.

  • Se puede sugerir la extracción total o parcial de las trompas de Falopio si el tubo se estira o se rompe durante el embarazo ectópico y puede ser un procedimiento de emergencia que salve vidas.

Es posible que te preguntés qué esperar después de una cirugía de embarazo ectópico. El médico controlará de cerca la recuperación después del procedimiento, incluido el control del nivel de hCG para asegurarse de que el tejido ectópico se haya eliminado por completo.

¿Puedo quedar embarazada después de un embarazo ectópico?

Si te estás preguntando si podés tener un embarazo saludable después de un embarazo

Fuentes

Sobre el contenido aquí publicado

La información de este artículo se basa en las recomendaciones de expertos que se encuentran en fuentes rigurosas: médicas, institucionales y/o gubernamentales. En ninguna circunstancia, el contenido de esta página debe reemplazar las sugerencias médicas y/o de especialistas. Es responsabilidad del lector siempre acudir a los profesionales para obtener orientación precisa. Para más información de nuestros lineamientos editoriales, consulta el apartado Ética Editorial de Pampers®.