Hijo abrazando a su madre embarazada

Cómo aliviar el estrés

El estrés durante el embarazo no es bueno para vos ni para tu bebé. Puede aumentar las sensaciones de ansiedad y afectar tu sueño y apetito. Pero tomar unos simples pasos para aliviar el estrés (como hacer ejercicio al menos una vez por semana) pueden marcar una gran diferencia.

Alivio del estrés

El embarazo puede ser un período estresante y podés experimentar una amplia variedad de emociones. Es normal que ocasionalmente te sientas ansiosa o agobiada, pero si el estrés del embarazo te está produciendo síntomas como desvelo, dolores de cabeza, pérdida del apetito o atracones, entonces tenés que encontrar maneras de relajarte.

Probá estos consejos para aliviar el estrés:

  • Evaluá tu vida cotidiana y evaluá qué cosas podrían mejorar. ¿Podés disminuir tus horas de trabajo? ¿Podés obtener algo de ayuda en la casa? ¿Hay cosas que se podrían postergar hasta después del nacimiento?

  • Hablá con alguien sobre las emociones en el embarazo. Algunas veces con sólo hablar de lo que te sucede con tu pareja o una amiga puede ayudar

  • Caminá algunos días por semana. El ejercicio alivia la tensión.

  • Date un baño de inmersión y escuchá música relajante para aliviar el estrés.

  • Aprendé una técnica de relajación, como la meditación. Esto te ayudará a despejar la mente y calmar el cuerpo, así como también a conocer mejor tus emociones durante el embarazo.

Sobre el contenido aquí publicado

La información de este artículo se basa en las recomendaciones de expertos que se encuentran en fuentes rigurosas: médicas, institucionales y/o gubernamentales. En ninguna circunstancia, el contenido de esta página debe reemplazar las sugerencias médicas y/o de especialistas. Es responsabilidad del lector siempre acudir a los profesionales para obtener orientación precisa. Para más información de nuestros lineamientos editoriales, consulta el apartado Ética Editorial de Pampers®.