El nombre del bebé

El nombre del bebé

De la redacción de TV Crecer

No es sencillo que los padres coincidan en el nombre del hijo. ¿Qué hacer en estos casos? ¿Cómo resolver el dilema? El nombre es la identificación de una persona y urge actuar con responsabilidad al elegirlo.

Quedar embarazada es una bendición de Dios que llena de alegría a la madre, al padre y a la familia. Sin embargo, a partir de ahí son muchas las pequeñas molestias que sufrirán, sobre todo la madre, que es quien porta la criatura desde la gestación al parto. Pero si la gente cree que con el parto terminan los “dolores de cabeza”, error. Aún queda por dilucidar el nombre de la criatura. Un asunto que en ocasiones se resuelva sencillamente, pero que en otros genera cierta tensión familiar.

El nombre del bebé

Elegir el nombre de un hijo es una tarea muy importante y es necesario actuar con responsabilidad, porque el nombre escogido lo identificará para toda la vida. Será su marca, su identificación, y hay que evitar que este se transforme en una carga para el nuevo ser. Muchas veces la elección es rápida, porque el acuerdo es total. Viene por herencia familiar, por tradición, de generación en generación, aunque el nombre no sea corriente y en algunos casos requiera explicación. También suele ocurrir que madre y padre coincidan en gustos, tal nombre si es mujer, y tal otro si es varón. O ella decide si es “nena”, y él, si es “nene”. El problema viene cuando no hay acuerdo. Cuando el consenso viene más complicado que en el tratamiento de los proyectos de ley del parlamento. Pero sino hay acuerdo… ¿Cómo actuar? ¿Qué hacer? ¿Cómo resolver el dilema?

Para empezar puedes hacer una lista de nombres, prueba usar nuestro Generador de Nombres de Bebés.
Después, el primer paso en pareja es conversar, que cada uno exponga las razones por las que elige determinado nombre, ya que suele subestimarse la elección (de él o de ella), cuando en el medio existen motivos sentimentales, motivaciones personales, explicaciones religiosas o de tradición familiar. Y esto va más allá de cómo suena el nombre y si combina bien con el apellido. Si el desacuerdo persiste, una buena solución es apelar a la alternativa de que ella elige el de mujer y él, el de varón. O ella a este primer hijo, y en caso de tener otro, se encargará el padre de bautizarlo.

Familia en desacuerdo

Cuando el entorno familiar capta el desacuerdo, trata de aportar nombres que obtengan el consenso de los padres. Y serán bienvenidos, naturalmente. Sin embargo, en algunos casos puede tomarse este sincero acto de colaboración, como una intromisión. Y ni que hablar cuando las sugerencias vienen de la familia política.

Más allá de todo. La elección final corresponde a los padres. Y deberán estar seguros de la decisión tomada, y sentirse libres al hacerlo. Porque luego, no habrá tiempo para arrepentimientos. Además, el portador del nombre, ajeno a todas estas cuestiones, no tiene más remedio que aceptarlo. Porque lo llevará desde la sala de parto hasta el final de sus días. El GENERADOR de NOMBRES de BEBÉS es una divertida manera de disfrutar de la experiencia para escoger el nombre de tu hijo. ¡Conocelo!

También te puede interesar: