¿Están atrapados dentro de la casa en un día de lluvia? ¿Buscás algunas buenas ideas para jugar? Estas manualidades y actividades para niños de 2 años y más son rápidas de montar, económicas y sólo requieren unos pocos artículos básicos.

Involucrá los cinco sentidos.

Cociná unos espaguetis y colocá un puñado en cuatro o cinco boles. Agregá unas gotas de colorante para cambiar el color de la pasta. ¡Permití que los empiece a comer con las manos! El bebé disfrutará la originalidad de la pasta de color, los fideos resbaladizos y el sonido que hacen cuando los aprieta.

Perfeccioná su coordinación motora.

Colocá un molde para muffins y algunos pompones de colores diferentes (la mayoría de las tiendas de artesanías venden estas coloridas bolas suaves y acolchadas). Dejá que tu hijo ordene los pompones en los agujeros de los moldes individuales. Se divertirá agarrando las pelotitas suaves y también aprenderá los nombres de los colores.

Estimulá la creatividad.

Pintar con los dedos es básico a la hora de hacer manualidades con los niños. Simplemente colocá un poco de pintura en un plato o una bandeja y dejá que tu hijo use los dedos o las manos para dibujar sobre papel en blanco. Asegurate de proteger la superficie con una cubierta lavable o periódicos viejos. Podés usar una tabla sujetapapeles para evitar que el papel se mueva de un lado a otro. También podrías enmarcar y colgar algunas obras maestras en la habitación de tu hijo.

Da igual la manualidad que elija hacer, recordá en todo momento la importancia de la seguridad del niño. Todas las actividades deben supervisarse de cerca, sobre todo cuando se trabaja con piezas más pequeñas y objetos puntiagudos.

Banner V2