A319_2

Pocos logros de los bebés son más emocionantes que las primeras palabras. Es posible que tu bebé balbucee su primer papá o mamá entre los 6 y 8 meses de edad. Es posible que haya agregado unas cuantas palabras más a la lista cerca de su primer cumpleaños. Estos consejos ayudarán a hablar a tu bebé.

Dialogá. Simplemente, al hablarle a tu bebé le enseñás nuevas palabras y fomentás las primeras palabras. Narrá constantemente las tareas diarias, o cuando te encuentres en un entorno nuevo para que conozca palabras nuevas.

Respondele. Tené en cuenta los intereses de tu niño y permití que él sea tu guía cuando se trate de decidir sobre qué hablar. Por ejemplo, si tu hijo está mirando un perro y balbucea, hacé que sea ese el tema de conversación y repití la palabra "perro" mientras lo señalás.

Concentrate en las rutinas diarias y en la repetición. Las actividades diarias, tales como la hora de ir a bañarse, la hora de la comida y la hora de cambiarse son oportunidades ideales para tener conversaciones con tu bebé todos los días. Durante estas ocasiones, comenzará a escoger palabras claves y frases, y las asociará con la actividad.

Modelá el habla para tu bebé. Para ayudar a que tu bebé desarrolle sus habilidades lingüísticas, hablá lentamente, con secuencias cortas y esperá a que intente hacerlo por sí mismo y lo repita cuando esté listo. Ayudalo a reconocer objetos y palabras durante el día.

Recordá que algunos niños comienzan a hablar pronto, y otros se toman su tiempo para murmurar las primeras palabras. ¡Tu bebé estará hablando antes de que te des cuenta!

Sobre el contenido aquí publicado

La información de este artículo se basa en las recomendaciones de expertos que se encuentran en fuentes rigurosas: médicas, institucionales y/o gubernamentales. En ninguna circunstancia, el contenido de esta página debe reemplazar las sugerencias médicas y/o de especialistas. Es responsabilidad del lector siempre acudir a los profesionales para obtener orientación precisa. Para más información de nuestros lineamientos editoriales, consulta el apartado Ética Editorial de Pampers®.