Si comenzás con la técnica para dejar el pañal antes de que tu hijo esté biológica y emocionalmente preparado, ambos se sentirán frustrados y molestos. Esto también retrasará el proceso porque probablemente se convertirá en una batalla de voluntades, una batalla que los padres nunca ganan. La mayoría de los niños logran dejar el pañal entre los 18 y los 30 meses.

Leé los indicios

Si prestás atención, tu hijo te dirá con su comportamiento cuando esté listo para comenzar.

  • ¿Evacúa en un momento relativamente predecible? ¿Te avisa con palabras o comportamientos que se da cuenta de que lo está haciendo?

  • ¿Puede subirse y bajarse los pantalones?

  • ¿Muestra interés en el baño y en qué hacen otras personas allí?

  • ¿Puede ir y sentarse solo en el orinal?

  • ¿Ha comenzado a decirte "¡No!" a vos? ¿Le gusta tener al menos algunos de sus juguetes en ciertos lugares especiales? Esto demuestra que está interesado en controlar los elementos de su entorno.

  • ¿Sabe qué significa "mojado" y "seco"?

  • ¿Responde a las felicitaciones y desea complacerte?

Si la respuesta es "sí" a la mayoría de estas preguntas, puede que tu hijo ya esté preparado. Retrasá la técnica para dejar el pañal si tu hijo está estresado. Si no parece estar funcionando, tomá un descanso y volvé a intentarlo unas semanas o meses más tarde. Lo logrará; solo dale tiempo.

Banner V2