A esta edad, los niños deben tener la opción de poder decidir en la medida que puedan todo, incluso lo que desean comer. Ofrecé a tu hijo comidas nutritivas y dejá que decida a partir de allí. Ya no necesita alimentos blandos. De hecho, si le das alimentos con textura para que mastique y trague, sus habilidades orales mejorarán y su paladar será más amplio.

Dejá que tu bebé elija

El apetito y el crecimiento de los niños tienden a reducirse en el segundo año, de modo que tu hijo no requerirá tanto como antes. Dejá que elija su propia comida de los alimentos que está comiendo la familia, pero evitá agregarle sal. ¿Todavía te preguntás qué debería comer tu bebé? Consejos y sugerencias

Consejo práctico: hacé que la hora de la comida sea sociable y casual para ayudar a tu hijo a desarrollar buenos hábitos de comida. Intentá relajarte a la hora de la comida. Evitá comentarios como: "Mira tu hermana mayor, a ella le encantan las verduras." Presionar a tu hijo seguramente hará que luego tenga problemas para comer. Tu bebé comerá cuando tenga hambre.

Banner V2