Si tu familia es vegetariana, tenés que ser cuidadosa y servir comidas muy balanceadas. Los niños necesitan muchos nutrientes para sus cuerpos ocupados y en crecimiento y, a menos que tomes las precauciones necesarias, es posible que tu hijo no ingiera suficientes:

  • Minerales

  • Vitamina B

  • Hierro

  • Calcio (en el caso de una dieta vegana)

Las yemas de huevo y las verduras verdes son una excelente fuente de hierro, y los granos integrales aportar vitamina B. Además, los niños necesitan más grasa en su dieta, de un 30 a un 50 por ciento del total de calorías en relación a niños más grandes y adultos. Para asegurarte de que tu hijo consuma lo necesario, quizás debas consultar a un nutricionista. Tu pediatra podrá recomendarte uno.

Banner V2