A255_2

Tener otro bebé: cómo hacer que tu hijo mayor lo comprenda

Si bien la mayoría de los niños dice que les gusta la idea de tener una hermana o hermano menor, muy pocos realmente disfrutan de dejar de ser el centro de la familia y compartir la atención de sus padres con este nuevo extraño.

Hay formas de minimizar el estrés tanto para el niño mayor como para vos, y de convertirlo en una experiencia positiva.

Preparándose para el hermano

Los niños pequeños y los niños de edad preescolar compartirán sus verdaderos sentimientos acerca del futuro bebé más claramente a través de su comportamiento que a través de las palabras. A menudo podés ayudarlos a expresar esos sentimientos a través del juego en lugar de hablando.

  • Alentá a tu hijo a practicar el cuidado de su juguete favorito como si fuera un bebé, independientemente de si se trata de una muñeca, un animal de peluche o incluso un camión.
  • Ayudalo a entender que la hora de amamantar es también un momento de interacción amorosa.
  • Practicá colocándole pañales juntos a una muñeca.
  • Averiguá si tu hospital local tiene clases especiales para futuros Hermanos Mayores.

Posibles reacciones negativas

  • No te sorprendas o molestes si tu hijo expresa enojo o rechazo hacia el futuro o bebé. ("Si llora, ¡nos tendremos que deshacer de él!")
  • Tu hijo mayor puede empezar a actuar como un bebé: puede estar más apegado a vos o dejar de ir al baño transitoriamente. Recordá que cuando dice o hace estas cosas, realmente está probando si lo vas a abandonar o rechazar por el nuevo bebé . Dale muchos abrazos y dile cuán especial es para vos.
  • Conseguí una muñeca especial o un animal de peluche para llevarle a tu hijo mayor a casa con el nuevo bebé. Esto le dará a tu hijo la posibilidad de tener a alguien para alimentar, cambiar los pañales, bañar, mecer y cantar mientras estés haciendo esas mismas cosas con el nuevo bebé. Utilizá ese nuevo juguete para mostrarle a tu hijo cómo sostener al nuevo bebé de forma segura, con la cabeza apoyada.

¿Con quién estará tu hijo al momento del parto?

Recordá que el gran temor de los niños pequeños durante el embarazo es que van a ser abandonados y reemplazados.

  • Decile a tu hijo quién se quedará con él y quién lo cuidará durante el nacimiento.
  • Hablale de lo que ambos harán juntos cuando vos regreses.

Si querés que esté presente durante el trabajo de parto y el parto en sí, tené en cuenta que puede ser muy confuso para él. Puede que no tenga la capacidad de entender lo que está pasando. Además, puede ser un estrés adicional para vos y para tu pareja. Si permitís que esté allí, asegurate de que haya un adulto responsable presente que le pueda dedicar toda su atención a tu hijo, y que pueda ayudarlo a salir de la habitación y hacer otra cosa si se asusta o se siente abrumado.

Relaciones familiares

Los niños tienen todo el derecho de sentir envidia de todos los cuidados que se prodigan al nuevo bebé. Cuando tengas visitas que vienen a ver al recién nacido, sería’una buena idea que le traigan un regalo especial a tu hijo mayor. Esto permite que el niño entienda que no ha sido olvidado.

Tené en cuenta que la mayoría de los niños pequeños se sienten decepcionados al ver que el bebé recién nacido no es tan divertido. Durante meses ellos imaginaron que tendrían un compañero de juegos, y ahora necesitarán cierto tiempo para reorientarse y disminuir sus expectativas.

Es normal que haya rivalidad entre los hermanos. A largo plazo, se puede convertir en una competitividad saludable. Al principio, es probable que tengas que ayudar a tu hijo mayor a expresar sus sentimientos con palabras o a través de dibujos, y hacele saber de manera inequívoca que todavía lo amás y que lo cuidarás.

Permanecer conectados

Lo ideal sería que cada uno de los padres programara, al menos, una o dos veces durante el día en que pueda pasar tiempo a solas con el hermano mayor. La duración de ese tiempo es menos importante que la posibilidad de darle a tu hijo toda la atención . Esto no solo soluciona sus temores de abandono y reubicación, sino que también le ayuda a tolerar, con mayor facilidad, los momentos del día en los que tenés que concentrarte exclusivamente en el nuevo bebé.

Una familia en crecimiento es una experiencia fantástica, y muy pronto tus hijos estarán jugando y riendo juntos. Disfrutá de estos momentos especiales.

También te puede interesar: