A149_2

Consejos y mitos sobre el cuidado del bebé

Si bien la familia y los amigos tienen muchos consejos bien intencionados, es posible que sus consejos te desvíen. Los siguientes son tres consejos anticuados o mitos sobre crianza que podés ignorar.

  1. Malcriás a tu hijo cuando lo tenés demasiado en brazos. Los recién nacidos generalmente lloran cuando tienen una necesidad. Ya sea para que le cambien el pañal, lo alimenten, o solo que lo abracen, calmar a tu bebé lo ayuda a sentirse seguro y querido. Los bebés simplemente no se pueden malcriar. De hecho, cuanto más constante seas para cubrir sus necesidades antes de que tenga 6 meses, menos difícil será tu bebé más adelante en la vida.


  2. Mantené la casa en silencio mientras tu bebé duerme. Resulta que los bebés en realidad están acostumbrados a escuchar sonidos de fondo desde que estaban en el vientre. Si querés, pasá la aspiradora durante su siesta. El zumbido de la máquina puede ayudar a tranquilizarlo y a dormirlo, y vos podés limpiar un poco mientras él descansa.


  3. Organizá un programa estricto de alimentación para tu hijo. Antes se enseñaba que los bebés tenían que comer cada cuatro horas luego de salir del hospital. La creencia era que alimentar según la demanda (cuando el bebé tuviera hambre) malcriaba al bebé e incluso aumentaba el riesgo de una infección intestinal. Ahora, sin embargo, muchos doctores sugieren seguir la demanda del bebé a la hora de cubrir sus necesidades alimentarias.

Los consejos sobre el cuidado de los bebés sin duda han evolucionado con los años, pero una cosa sobre la crianza sigue igual: toda madre quiere que su bebé esté feliz y sano. Y recordá que ¡vos conocés más que nadie a tu bebé!

También te puede interesar: