En lo que respecta al cuidado del cordón umbilical de tu bebé, tené en cuenta las siguientes sugerencias:

  • Limpiá el cordón umbilical con un algodón con alcohol cuando le cambies los pañales.

  • Prestá especial atención al área de la base del cordón umbilical, cerca del ombligo. Limpiá el área suavemente pero a fondo para quitar cualquier residuo húmedo que se pueda haber acumulado allí.

  • Asegurate de que el cordón umbilical se ventile a ratos durante el día.

  • Si notás que el cordón está rojizo o hay supuración o líquidos amarillentos, consultá al médico de tu bebé.

Banner V2