Aprende cómo cortar las uñas de los niños

Así de pequeñitas como son, las uñas de tu bebé crecen sorprendentemente rápido y es posible que se las debas cortar hasta dos veces a la semana. Mantenerle las uñas cortas y suaves evita que se rasguñe, sin necesidad de cubrirlas con manoplitas, que pueden limitarle el uso de las manos para aprender sobre el mundo. Cortarle las uñas al bebé cuando está contoneándose o moviéndose mucho es casi imposible, así que este es el truco: esperá a que se duerma.

En lo que respecta a las buenas prácticas de higiene, los padres deben lavar siempre las manos y la cara del bebé varias veces a lo largo del día con agua y jabón. Los momentos más cruciales para hacerlo son cualquier momento después de estar al aire libre, antes y después de cualquier toma, después del cambio de pañales y en cualquier momento en que los pequeños estén visiblemente sucios. A la hora de limpiar las manos del bebé, los padres deben asegurarse de introducir los dedos y mantener las uñas cortadas para evitar que se acumule la suciedad. Habrá momentos en los que se esté fuera de casa o en los que no se disponga de agua y jabón, en cuyo caso las toallitas para bebés especialmente formuladas y con pH equilibrado son perfectas para eliminar toda la suciedad y limpiar y refrescar las pequeñas manos. Asegúrate de elegir una toallita que haya sido formulada para preservar la película natural protectora de la piel, preferiblemente una que haya sido acreditada por la Skin Health Alliance.

En nombre de la Alianza para la Salud de la Piel

Esta es la forma de cortarle las uñas:

  • Utilizá una lima de uñas suave, cortaúñas para bebés o tijeras de uñas para bebés.

  • Para evitar cortarle la piel de la punta del dedo mientras recortas las uñas, presioná la yema de los dedos hacia atrás para alejarla de la uña a medida que cortas.

  • No entres en pánico si sangra un poquito; simplemente ejercé un poco de presión y aplicale un ungüento antibiótico.

  • Las uñas de los pies crecen más lento y en general son muy suaves; con cortarlas una vez al mes es suficiente.

Para evitar que tu bebé se rasguñe (o te rasguñe), mantené sus uñas cortas y suaves. Asegurate de permanecer en calma durante el procedimiento y todo saldrá bien.

Sobre el contenido aquí publicado

La información de este artículo se basa en las recomendaciones de expertos que se encuentran en fuentes rigurosas: médicas, institucionales y/o gubernamentales. En ninguna circunstancia, el contenido de esta página debe reemplazar las sugerencias médicas y/o de especialistas. Es responsabilidad del lector siempre acudir a los profesionales para obtener orientación precisa. Para más información de nuestros lineamientos editoriales, consulta el apartado Ética Editorial de Pampers®.