A92_2

Sueño seguro: ayuda a que tu bebé duerma de forma segura

¿Cuántas veces acostás a tu bebé y te preocupás por su seguridad? ¿Apoyás el oído cerca de su cabeza para verificar que está bien? No te preocupes, hay varias cosas que podés hacer para mantener a tu bebé seguro cuando duerme.

Posición para dormir

Si bien el riesgo del síndrome de muerte súbita infantil se reduce mucho después de los seis meses, sigue siendo una buena idea hacer que tu bebé duerma de espalda. Eso sí, no te sorprendas si no se mantiene en esa posición. Después de los seis meses, es probable que tu bebé se mueva durante la noche y también que separe la cabeza de la cama para respirar bien.

Mantené a tu bebé seguro cuando duerme con estos consejos:

  • Mantené las mantas, almohadas esponjosas, los animales de peluche y los protectores de cuna fuera de ella.
  • Continuá amamantando si es posible.
  • Controlá la temperatura alrededor del bebé, vestilo con ropa liviana; manteniéndolo abrigado pero no demasiado.
  • Fumar en el dormitorio del bebé no es una opción; de hecho, nunca se debe fumar cerca de él.
  • Asegurate de que el colchón del bebé esté limpio, que sea firme y que quede bien ajustado al tamaño de la cuna.
  • La ropa de cama también debe quedar ajustada.
  • No debe haber gimnasios ni móviles en la cuna de los bebés mayores de 5 meses. Los móviles deben estar fuera del alcance del bebé cuando se usan.
  • El colchón debe estar en el nivel más bajo para que los bebés puedan levantarse y pararse sin peligro.

Acerca de la cuna

¿Tenés la certeza de que la cuna del bebé es segura?

Si la has comprado nueva, no te preocupes; todas las cunas modernas deben cumplir con las pautas de seguridad por ley. Si optás por utilizar una cuna antigua, aquí tenés algunos datos para tener en cuenta:

  • Las cunas fabricadas antes de 1985 pueden tener divisiones con separaciones demasiado anchas (6 cm o más) y la cabeza de tu bebé podría quedar atorada allí.
  • Los postes de las esquinas no deben ser más altos de 1,6 mm (1/16").
  • No debe haber recortes por diseño en la cabecera ni en el pie de la cuna.
  • Evitá usar cunas con laterales que se puedan bajar o abrir.
  • Las cunas con pintura de plomo (algo muy común en las cunas fabricadas antes de 1972) deben despojarse de la pintura y pintarse con un esmalte nuevo y resistente .

Mantener a tu hijo seguro cuando duerme es crucial para su bienestar y tu tranquilidad.

También te puede interesar: