Bebé con la boca abierta

A pesar de que los recién nacidos pasan la mayor parte del tiempo durmiendo, quizás tengas algunas complicaciones para hacer que adopte un patrón de sueño regular.

Seguí una rutina

Una hora de dormir regular y una secuencia estándar para tranquilizarse por la noche es clave en el desarrollo de una rutina del sueño. Si el horario, el lugar o la rutina cambian todo el tiempo, es posible que haya ansiedad y confusión. A pesar de que algunos bebés dependen más que otros de la regularidad, todos se benefician de una rutina a la hora de dormir.

Cómo acostarlo

Una buena rutina a la hora de dormir puede incluir un baño, seguido de un rato para acurrucarlo, contarle una historia o cantarle una canción y ponerlo a dormir con suavidad en su cuna. Hacer que tu recién nacido se adapte a una rutina nocturna establece los cimientos para que tenga una actitud saludable para irse a la cama a medida que crece.

Problemas de separación

Acostar a tu bebé por la noche representa una separación, en especial si pasaste todo el día con él. Como padres, tenemos que reconocer y lidiar con nuestros propios problemas de separación antes de poder resolver los de nuestros hijos.

Sobre el contenido aquí publicado

La información de este artículo se basa en las recomendaciones de expertos que se encuentran en fuentes rigurosas: médicas, institucionales y/o gubernamentales. En ninguna circunstancia, el contenido de esta página debe reemplazar las sugerencias médicas y/o de especialistas. Es responsabilidad del lector siempre acudir a los profesionales para obtener orientación precisa. Para más información de nuestros lineamientos editoriales, consulta el apartado Ética Editorial de Pampers®.