A medida que se acerca el parto, es posible que observes un flujo mucoso rosado o con un poco de sangre. Se trata del tapón mucoso, en ocasiones denominado «flujo sanguinolento». 

Seguí leyendo para obtener más información sobre el tapón mucoso, su aspecto y el tiempo que tardarás en ponerte de parto una vez que lo hayas expulsado. 

Aunque parezca desagradable, este tipo de flujo es una parte más del embarazo completo, por lo que debes leer sobre ello para identificarlo fácilmente en caso de expulsarlo.

¿Qué es el tapón mucoso? ¿Qué aspecto tiene?

Durante el embarazo, se acumula moco en el cuello uterino hasta formar un tapón, que impide que las bacterias entren en el útero.

Al expulsar este moco, es posible que observes un flujo rosado o marrón, ya sea en forma de hilo grueso o en partes más pequeñas. También podés darte cuenta al limpiarte con papel higiénico o no notarlo en absoluto. Si experimentás un sangrado similar al de la regla, consultá a tu médico. Puede que no sea el tapón mucoso, sino otra cosa que requiera atención especializada.

¿Hay alguna diferencia entre el tapón mucoso y el flujo sanguinolento?

Los términos «tapón mucoso» y «flujo sanguinolento» se suelen usar indistintamente. En algunos casos, se dice que el tapón mucoso es transparente, mientras que el flujo sanguinolento tiene un poco de sangre, como su propio nombre indica. Independientemente del término que usés, tu médico sabrá a qué te refieres. También podés describirle lo que has visto para ser más precisa.

¿Por qué se expulsa?

A medida que se acerca el parto, el tapón mucoso se afloja y expulsa cuando el cuello uterino comienza a abrirse (dilatarse). Cuanto más se dilata el cuello uterino, más rápido sale el moco por la vagina. Expulsar el tapón mucoso indica que el parto está muy cerca. 

De hecho, puede ser un síntoma del propio parto. Si ya estás en la recta final del embarazo (es decir, entre 38 semanas y 42 semanas), expulsar el tapón mucoso es una señal de que se acerca el parto. 

Podés consultar a tu médico, que te aconsejará sobre los próximos pasos, o esperar a las contracciones o romper aguas. Si todavía falta un tiempo para el parto, consultá a tu médico cuanto antes, ya que puede ser una señal de parto prematuro.

¿Cuándo se expulsa el tapón mucoso?

El tapón mucoso se puede expulsar un par de semanas o varios días antes de ponerte de parto, incluso al comienzo del propio parto. En un embarazo completo, el tapón mucoso sale durante el noveno mes de embarazo.

Si crees que has expulsado el tapón mucoso antes de las 37 semanas de embarazo, consultá a tu médico, ya que puede ser una señal de parto prematuro.

¿Cuánto tardaré en ponerme de parto una vez que haya expulsado el tapón mucoso?

No se puede saber con precisión cuándo comenzará este proceso. Consultá a tu médico si observás este tipo de flujo, ya que podrá confirmarlo e indicarte lo que debés hacer.

Si expulsás el tapón mucoso, puede que quieras comenzar a preparar la maleta del hospital.

Preguntas frecuentes

  • ¿Expulsar el tapón mucoso es una señal de que voy a ponerme de parto?

Sí, es posible. Podés notarlo semanas o días antes de ponerte de parto, incluso al comienzo del propio parto.

  • ¿Cómo sé si estoy expulsando el tapón mucoso?

Podés notarlo al limpiarte con papel higiénico u observarlo en la ropa interior. No obstante, algunas mujeres no lo notan en absoluto. Si tenés dudas relacionadas con el flujo vaginal, consultá a tu médico.

  • ¿El tapón mucoso puede ser transparente y gelatinoso?

Sí, el tapón mucoso puede ser una sustancia transparente y gelatinosa. A veces puede adquirir un tono rosado o marrón y tener un poco de sangre.

  • ¿Qué tamaño tiene el tapón mucoso?

Es difícil saberlo. Algunas mujeres expulsan el tapón mucoso de una sola vez, mientras que otras lo hacen en partes más pequeñas.

Fuentes