Your baby is the size of Swiss chard

Herramientas para el embarazo

Buscador de nombres para bebés

Filtrar por genero:

Niña

Niño

Filtrar por tema:

Tierno

Biblico

Único

Realeza

Quizá te preguntás a las 37 semanas cuántos meses son, dejanos contarte que probablemente estés llegando al octavo mes de embarazo, correspondiente a tu tercer trimestre. ¡Felicidades! Lo estás haciendo muy bien.

En esta semana 37 tu bebé continuará aumentando 14g (media onza) de grasa por día, lo que lo ayudará a regular la temperatura corporal y mantener estables los niveles de azúcar en sangre. El cerebro y el cráneo también siguen creciendo.

En descenso

¿Tu bebé se encuentra más abajo estos días? Este descenso, en el que se dice que el bebé se ha encajado, puede ocurrir algunas semanas antes del nacimiento. Esta nueva posición más baja puede liberar un poco la presión de los pulmones y el diafragma y hacer que sea más fácil respirar.

embryoimage-week37-700_no_text

37 semanas de embarazo: Tus síntomas

El negocio

¡La buena noticia! Al descender tu bebé de 37 semanas es que podés respirar nuevamente; sin embargo, podés sentir más presión en tu abdomen inferior y en tu pelvis. También cambia tu centro de gravedad nuevamente cuando tu bebé desciende, así que puede que estés más torpe que antes.

Contracciones

A las 37 semanas de embarazo, podrías empezar a sentir contracciones que podrías reconocer como similares a los calambres menstruales. Las contracciones que son irregulares y desaparecen cuando te mueves o cambias de posición son probablemente contracciones de "práctica", de Braxton Hicks. Pero si sentís contracciones que se producen con regularidad, que se hacen cada vez más fuertes y que no desaparecen cuando te mueves o cambias de posición, deberás llamar a tu médico para que te aconseje. Cronometrar sus contracciones y tener esta información para dársela a tu proveedor, le dará una información importante.

¡Prepara el bolso!

Solo el 5% de los bebés nacen en su fecha de parto, así que es útil tener preparado el bolso por las dudas de que tu pequeño llegue antes. Limítate a lo necesario: un camisón cómodo, una bata cómoda, pantuflas o medias antideslizantes, un sostén de amamantar que sujete bien, artículos de tocador y ropa para regresar a casa, tanto para ti como para el bebé. Revisá esta lista, con ella no te faltará nada.

Controles minuciosos

Tu médico puede comenzar a realizar exámenes pélvicos en tus visitas prenatales semanales. Verá si tu cuello del útero se ha dilatado (abierto) o cerrado, y buscará signos de trabajo de parto. Muchas mujeres comienzan a dilatar semanas antes del trabajo de parto real, mientras que otras no muestran ningún signo de trabajo de parto hasta el momento de ir al hospital.

Aprende cómo identificar los primeros síntomas y posibles señales del parto.

Fuentes

Sobre el contenido aquí publicado

La información de este artículo se basa en las recomendaciones de expertos que se encuentran en fuentes rigurosas: médicas, institucionales y/o gubernamentales. En ninguna circunstancia, el contenido de esta página debe reemplazar las sugerencias médicas y/o de especialistas. Es responsabilidad del lector siempre acudir a los profesionales para obtener orientación precisa. Para más información de nuestros lineamientos editoriales, consulta el apartado Ética Editorial de Pampers®.