Your baby is the size of Swiss chard

En esta semana 37 de gestación tu bebé seguí en crecimiento y desarrollo, por lo que continuará aumentando 14 g (media onza) de grasa por día, lo que lo ayudará a regular su temperatura corporal y mantener estables los niveles de azúcar en sangre.

Su cerebro y el cráneo también siguen creciendo y ya no se considera prematuro. Seguí leyendo y descubrí qué más pasará en esta semana. ¡Maravilloso!

Desarrollo del bebé en tus 37 semanas de embarazo

37 semanas de embarazo: El descenso

Tu bebé se prepara para el parto y su cabeza puede comenzar a descender hacia la pelvis; pero si tu bebé no está con la cabeza hacia abajo, tu proveedor de atención médica te explicará las formas de abordar esta situación.

37 semanas de embarazo: ¡Ya coordina!

Ahora tu bebé ha desarrollado suficiente coordinación como para poder asir algo con los dedos. Si le mostraras una luz brillante, tu bebé podría girar hacia ella en tu útero. ¡Qué hermoso!

37 semanas de embarazo: El desarrollo sigue

Durante esta semana, tu bebé continuá creciendo y acumulando grasa sobre su piel, esta grasita servirá para regular la temperatura del cuerpo fuera del útero después de su nacimiento. Además, los reflejos de succión y deglución están cada vez más desarrollados, preparándose para la futura amamantación.

Tus síntomas en las 37 semanas de embarazo

Tus síntomas en las 37 semanas de embarazo: Tapón mucoso

Una vez que pase esta semana 37 de embarazo, podés perder el tapón mucoso que selló tu útero resguardándolo de las infecciones y bacterias. El tapón mucoso puede perderse unas semanas, días u horas antes de tu parto. Pero ¿cómo lo podés identificar? Bien, es grueso y amarillento y podría estar mezclado con sangre.

A medida que el cuello uterino se dilata en preparación para el parto, el cuerpo elimina el tapón; por lo que asegúrate de hablarlo con tu médico sobre cualquier secreción que puedas estar teniendo.

Tus síntomas en las 37 semanas de embarazo: Controles minuciosos

En estas 37 semanas de embarazo, tu médico puede comenzar a realizar exámenes pélvicos en tus visitas prenatales semanales; además de que disponga de todos los datos y de tu historia clínica del embarazo, verá si tu cuello uterino se ha dilatado (abierto) o cerrado, y buscará signos de trabajo de parto. 

Muchas mujeres comienzan a tener contracciones de Braxton Hicks y a dilatar semanas antes del trabajo de parto real, mientras que otras no muestran ningún signo de trabajo de parto hasta el momento de ir al hospital.

Buenos consejos para mamá

  1. Notá cómo tu bebé se ha "asentado" más abajo, lo que probablemente aliviará un poco la presión.

  2. ¡Estás cerca de la semana 40! Empacá tu bolso para el hospital y tenla lista junto a la puerta. El momento de tener a tu recién nacido en brazos ¡se aproxima!

  3. Llená tu congelador con comidas que puedas calentar después del nacimiento del bebé.

Frase emotiva: Estado Civil: Enamorados de un bebé que aún no conocemos… ¡Y Pampers® lo cuidará con vos!

Fuentes

Sobre el contenido aquí publicado

La información de este artículo se basa en las recomendaciones de expertos que se encuentran en fuentes rigurosas: médicas, institucionales y/o gubernamentales. En ninguna circunstancia, el contenido de esta página debe reemplazar las sugerencias médicas y/o de especialistas. Es responsabilidad del lector siempre acudir a los profesionales para obtener orientación precisa. Para más información de nuestros lineamientos editoriales, consulta el apartado Ética Editorial de Pampers®.