Your baby is the size of a watermelon

Estás a punto de terminar tu proceso de gestación, ¡lo hiciste muy bien! Aún te quedan dos semanas para completarlo y, es importante que sepás que en esta semana de gestación tu bebé mide cerca de 50.5 cm desde su cabecita hasta los pies. Seguí leyendo y descubrí qué más ocurre en este periodo.

Desarrollo del bebé en tus 39 semanas de embarazo

39 semanas de embarazo: Su cordón umbilical

Durante esta semana, los cordones umbilicales, los que transportan los nutrientes de la placenta al bebé, varían de tamaño pero, por lo general, miden 55 centímetros de longitud y de 1 a 2 centímetros de grosor.

Debes saber que a veces el cordón umbilical puede enrollarse alrededor del cuello de tu bebé. Generalmente, esto no causa problemas aunque puede ser necesario realizar una cesárea si provoca presión en el cordón umbilical durante el parto.

39 semanas de embarazo: Hormonas ayudantes

¡Felicidades, sos una gran mamá que siempre buscá el bienestar fetal! El sistema endocrino de tu bebé segregará más hormonas del estrés durante el parto, más que en cualquier otro momento de su vida.

Una vez que sea el momento del nacimiento del bebé, estas hormonas ayudarán a mantener los sistemas de su organismo sin la ayuda de tu placenta. Sin duda estos grandes cambios demandan un gran esfuerzo y energía, pero tu pequeño estará preparado.

39 semanas de embarazo: Otros desarrollos

Durante esta semana 39 de embarazo, tu bebé tiene más grasa corporal, su sistema inmunológico ya está maduro, puede cambiar a la posición que tendrá al nacer y se presentan brotes mamarios en ambos sexos, ¡qué maravillosos cambios!

Tus síntomas en las 39 semanas de embarazo

Tus síntomas en las 39 semanas de embarazo: Útero expandido

Hasta estas 39 semanas de embarazo, tu útero comenzó pesando alrededor de dos onzas antes de quedar embarazada, y ahora ha crecido hasta pesar alrededor de dos libras y media. Después de dar a luz, volverá a encogerse a su tamaño anterior al embarazo y volverá a asentarse debajo del hueso púbico. Después de unas seis semanas, debería volver a su tamaño normal.

Tus síntomas en las 39 semanas de embarazo: Problemas para dormir

Podé ser más difícil dormir bien por la noche hacia el final de tu embarazo. El tamaño de tu barriga podé dificultar encontrar una posición cómoda, y los nervios y la ansiedad también pueden mantenerte despierta. Tratá de que tu cama y tu dormitorio sean lo más cómodos posible, con muchas almohadas adicionales para mantenerte cómoda.

Tus síntomas en las 39 semanas de embarazo: contracciones

Generalmente a estas 39 semanas de embarazo, los síntomas de parto son las contracciones y estas pueden ser irregulares y se detienen cuando cambiás de posición o caminás, probablemente estés experimentando un falso trabajo de parto; sin embargo, este puede convertirse en trabajo de parto real en cuestión de minutos, para salir de dudas, tomá el tiempo de tus contracciones con precisión.

Buenos consejos para mamá

  1. Si tenés contracciones durante la semana 39 de embarazo, tomá el tiempo cuidadosamente cada vez que ocurran para asegurarte de que no se trata de un parto falso.

  2. A estas 39 semanas de embarazo hablá con otras mamás sobre sus experiencias durante el parto, esto te ayudará a sentirte calmada y preparada.

  3. ¿Ya sabés qué empacar en el bolso para el hospital? Revisá la lista esencial y ¡que no se te olvide algo!

Frase emotiva: Estado Civil: Enamorados de un bebé que aún no conocemos… ¡Y Pampers® lo cuidará con vos!

Fuentes

Sobre el contenido aquí publicado

La información de este artículo se basa en las recomendaciones de expertos que se encuentran en fuentes rigurosas: médicas, institucionales y/o gubernamentales. En ninguna circunstancia, el contenido de esta página debe reemplazar las sugerencias médicas y/o de especialistas. Es responsabilidad del lector siempre acudir a los profesionales para obtener orientación precisa. Para más información de nuestros lineamientos editoriales, consulta el apartado Ética Editorial de Pampers®.