4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40
1 2 3 4 5 6 7 8 9
1 2 3

Vos habés llegado, literalmente, a la etapa final. El tercer trimestre del embarazo es el más emocionante y el más lleno de suspenso. Esta etapa llega a su climax cuando vos llevás a casa a tu dulce bebé. Tomate tu tiempo para planificar el parto y lo que viene; y disfrutá estas últimas semanas del embarazo.

El desarrollo de tu bebé en el tercer trimestre

Qué podés esperar en el tercer trimestre

Lista de molestias durante el tercer trimestre

El desarrollo de tu bebé en el tercer trimestre

Durante el tercer trimestre del embarazo tu bebé continúa creciendo; y duplicará su talla en las últimas siete semanas. Al final de la semana 32 tu bebé puede pesar 1,8 kilos y medir alrededor de 28 centímetros; sin embargo, cuando nazca, podría pesar entre 3,2 y 3,7 kilos. A medida que tu bebé desarrolla grasa debajo de su piel, se comienza a parecer al bebé que vos esperás ver cuando nazca. Alrededor de la semana 34 , habrá crecido tanto, que no tendrá mucho espacio para moverse durante el resto del embarazo.

Tu bebé se prepara para conocerte, por ejemplo: sus párpados ya no están cerrados, lo cual significa que los puede abrir y cerrar regularmente. También en esta etapa, desarrolla la habilidad de ver y escuchar; reacciona a estímulos como las luces y los sonidos que vienen de fuera y es capaz de reconocer tu voz.

Igualmente, empieza a desarrollar un ciclo de sueño y vigilia, y vos podés comenzar a darte cuenta de cuándo está despierto y moviéndose y de cuándo está dormido y quieto. Vos también podrás advertir periodos de movimiento rítmico, que posiblemente significan que tiene hipo.

Durante el tercer trimestre, tu bebé comienza a chuparse el dedo y a hacer movimientos de succión con su boca, de manera que ya habrá aprendido a mamar cuando nazca.

En algún momento, durante el noveno mes de embarazo, tu bebé se acomodará cabeza abajo; y descenderá más profundamente dentro de tu pelvis, preparándose para el nacimiento.

Qué puedes esperar en el tercer trimestre

Aunque se considera que el tercer trimestre está comprendido entre las semanas 28 a la 40, la duración del embarazo varía de una mujer a otra. En efecto, pocas mujeres dan a luz en la fecha exacta. Así que recordá que podés entrar en labor de parto en cualquier momento; y que lo más probable es que sea entre las semanas 38 a la 42.

También es posible que en esta etapa, descubrás los aspectos positivos y negativos de los meses finales del embarazo. Los negativos son las incomodidades físicas que experimentás, muchas de ellas ocasionadas por el aumento del peso y el tamaño de tu bebé.

Durante este trimestre, los dos síntomas de embarazo más comunes son la dificultad para respirar y los problemas digestivos. Es probable que estas molestias desaparezcan después del nacimiento; pero existen algunas medidas que podés tomar para que te sintás mejor:

  • Respiración entrecortada
  • Debido a que tu útero se está agrandando, creciendo hacia tu abdomen y presionando tu diafragma, tu respiración se puede dificultar. Vos te darás cuenta de que al subir las escaleras te quedás sin aliento. Lo mejor que podés hacer es tomarte las cosas con calma y no estresarte. Algunas mujeres también tienen problemas con la respiración mientras descansan. Si este es tu caso, tratá de dormir en una posición semisentada, rodeada de almohadas que te soporten. Durante el último trimestre, es normal que tu respiración sea entrecortada, pero si esto te preocupa hablá con tu médico. Una vez que tu bebé “descienda”, respirar será más fácil; aun cuando vas a sentir una presión en el bajo abdomen y en la pelvis.

  • Acidez e indigestión
  • Estos dos malestares estomacales que están relacionados, pueden ocurrir con frecuencia en el tercer trimestre del embarazo. Esto se debe a que todo el sistema gastrointestinal se ha hecho más lento, porque la futura madre está llevando un bebé en el vientre. La consecuencia de esto es que tanto el estómago como el esófago (el tubo que va desde la boca hasta el estómago) se relajan. Esto permite que los ácidos digestivos, que normalmente están en el estómago, suban hacia el esófago y la boca. Los ácidos producen una sensación de ardor en la garganta y un horrible sabor a comida vieja y a ácidos estomacales. Esto es lo que se conoce como indigestión. Para que te ayudés a prevenir estos malestares, tratá de hacer comidas pequeñas y frecuentes, incluí una pequeña merienda entre las comidas y evitá las grasas. Mantenete derecha mientras comés y no ingirás nada antes de irte a dormir. Podés mascar un chicle para evitar el sabor amargo en tu boca, pero no consumás ningún antiácido sin consultar con tu médico.

También podés experimentar otros síntomas durante el tercer trimestre de embarazo, tales como calambres en las piernas, inestabilidad sobre tus pies, dolores de espalda, fatiga, dolores en las muñecas y picazón en la piel. Algunas mujeres embarazadas también tienen marcas de estrías alrededor del vientre, los senos y los muslos, las cuales pueden disminuir con el tiempo. Algunas futuras mamás advierten una hinchazón (también llamada edema) en sus tobillos y pies, que se debe al exceso de fluidos en su cuerpo. Una manera de aliviar esta molestia es recostarte y elevar las piernas cada vez que podás.

Emocionalmente podés descubrir que te sientes totalmente impaciente con este embarazo. Querés al bebé en tus brazos, no lo querés más en tu panza. La buena noticia, es que se considera que al comenzar la semana 37, el bebé ha culminado su proceso de desarrollo y está listo para nacer. Mantenete informada sobre los síntomas del parto para que podás reconocerlos cuando sucedan y sepás cuándo es el momento de ir al hospital. Antes de que te des cuenta, estarás sosteniendo a tu bebé en tus brazos.

Lista de comprobación del tercer trimestre

Durante el tercer trimestre, aprovechá tu entusiasmo y enfocá tu energía en realizar las tareas que se necesitan hacer antes de la llegada del bebé. La lista de comprobación te ayudará con los preparativos mientras transcurren los meses finales de tu embarazo.

Tres meses de espera

  • Tomá una clase de parto con tu pareja. Podés aprender ejercicios de estiramiento y estrategias para estar cómoda. A menudo, en estos cursos te sugieren herramientas y técnicas de relajación y te enseñan a visualizar y a escoger música apropiada que te ayude a permanecer calmada y enfocada en la tarea que tenés por delante. Estas clases también ayudarán a tu pareja a aprender acerca de su importante rol y cómo puede involucrarse más.
  • Leé toda la información que podás, sobre el trabajo de parto y el cuidado del bebé. Esto te ayudará a manejar la ansiedad y a prepararte para los eventos que vienen.
  • Comprá e instalá el portabebé en el carro, así estarás lista para regresar a casa con tu bebé después del parto
  • Asegurate de que la lista de cosas para tu bebé está completa antes del baby shower.
  • Comenzá a recolectar sugerencias de pediatras y leé nuestros tips para encontrar uno apropiado en cómo encontrar un pediatra.
  • Comprá con tiempo los suministros y los artículos básicos que necesitarás para el hogar, para que no tengás que salir apurada antes del parto o en las primeras semanas cuando el bebé está en casa.
  • Inscribite en el hospital o en la maternidad donde nacerá tu bebé con antelación Así evitarás este trámite al momento de las contracciones.
  • Si querés planificar tu parto, discutí tus opciones y tus preferencias en relación al trabajo de parto con tu centro de salud (tu seguro o tu médico). Buscá también información sobre las estrategias para que la madre esté cómoda durante el parto. En la página anterior podés encontrar algunas ideas que te podrán gustar y que podés incluir en tu plan.
  • Ayudá al anfitrión de tu baby shower con las preparaciones finales, o con el seguimiento de las tareas.
  • Comenzá a diseñar el anuncio del nacimiento de tu bebé. Hacelo con suficiente antelación, para que lo único que falte sea llenar la fecha del nacimiento, el nombre, peso y colocar alguna fotografía.
  • Tomate en serio la escogencia del nombre del bebé o encontrá un nombre definitivo en nuestra página de sugerencias.
  • Obtené en nuestra página algunos consejos sobre dormir mejor durante el tercer trimestre. Dormí de lado y usá almohadas para apoyar tu espalda y levantar tus piernas. Tomá una siesta durante el día, esto te ayudará a mantenerte lo más descansada posible.

Dos meses de espera

  • Tomá otras clases – como por ejemplo, sobre el cuidado del bebé, la reanimación cardiovascular infantil (CPR), o la lactancia.
  • Culminá los planes y la decoración del cuarto del bebé.
  • Abastecete de pañales y de toallitas húmedas Pampers
  • Pensá en quién quisieras que esté allí en el momento del nacimiento y qué vas a necesitar cuándo tengás a tu bebé en casa.
  • No dejés de asistir a todas tus citas prenatales, para que tu médico pueda seguir tanto tu progreso como el de tu bebé, mientras te aproximás a la fecha de parto.A partir de la semana 32, tu centro de salud (tu seguro o tu médico) puede querer verte más a menudo. Saber que todo está bien te ayudará a relajarte y a disfrutar de las últimas semanas de tu embarazo.
  • Si es posisble, recorré tu hospital o tu centro de maternidad con tiempo.
  • Planificá, practicá, programá y controlá el tiempo de la ruta que tomarás para llegar al hospital o a la maternidad.
  • Comenzá a escribir las notas de agradecimiento, para dar las gracias por los regalos del baby shower que has recibido.

Un mes de espera

  • Consultá nuestra lista de verificación del maletín que llevarás al hospital, y tené todo empacado en tu maletín para que estés lista cuando debas irte.
  • Lavá todas las cosas que tu bebé usará.

Ahora que sabés todo acerca del tercer trimestre, estarás mejor preparada para estos últimos meses de embarazo, para el parto y para estas emocionantes primeras semanas con tu nuevo bebé. Hay sólo una última cosa que debemos revisar: tomátelo con calma, exigite menos; y cada vez que podás hacé un espacio para ti misma. ¡Recordá que podría pasar mucho tiempo antes de que tengás otra oportunidad!