¡Felicidades! ¡Vas muy bien! Hasta las 34 semanas de embarazo, tu bebé ha crecido del tamaño de un melón en el octavo mes. Mide alrededor de 30 cm y pesa aproximadamente 2.1 kg. ¡Ya falta menos para que lo tengas en brazos!

Desarrollo del bebé en tus 34 semanas de embarazo

Sus pulmones

Durante las 34 semanas de embarazo, los pulmones siguen madurando. En esta etapa de gestación, están produciendo surfactante pulmonar.

Iris en proceso de construcción

En las 34 semanas de embarazo, la pigmentación del iris de tu bebé seguí en desarrollo. Este proceso continuará semanas después del nacimiento cuando esté expuesto a la luz.  

Hierro, calcio y fósforo

En las 34 semanas de embarazo, y como parte de ese desarrollo que ha tenido tu bebito en la barriga, comenzá a almacenar hierro, calcio y fósforo; minerales que son indispensables en la formación de huesos y transmisiones nerviosas.

Tus síntomas en las 34 semanas de embarazo

Dolor en la cadera

El dolor en la cadera es uno de los síntomas más comunes durante las 34 semanas de embarazo. La causa de esta molestia está vinculada al aflojamiento de los ligamentos y relajamiento de la estructura ósea de la pelvis, que se están preparando para el momento del parto.   

Micción frecuente

Es normal que sintás ganas de orinar con frecuencia en estas 34 semanas de embarazo, debido a la presión que el útero ejerce sobre la vejiga y el desecho de los carbohidratos por parte de los riñones. 

Estrías

A medida que tu barriga crece, en las 34 semanas de embarazo surge la aparición de estrías. Es posible que su causa se deba, no solo al aumento de peso que has tenido, sino a cambios en la producción hormonal. 

Buenos consejos para mamá

  1. Si tu médico lo recomienda, podés realizarte una ecografía para evaluar el crecimiento y desarrollo de tu bebé, además de ver la cantidad de líquido amniótico que hay en el útero.

  2. ¿Querés conocer la fecha estimada de tu parto? Consultá nuestra Calculadora de Embarazo Pampers®

  3. ¿Conoées la importancia de los ejercicios de preparto? Aquí verás algunos tips para hacerlos.

Fuentes

Sobre el contenido aquí publicado

La información de este artículo se basa en las recomendaciones de expertos que se encuentran en fuentes rigurosas: médicas, institucionales y/o gubernamentales. En ninguna circunstancia, el contenido de esta página debe reemplazar las sugerencias médicas y/o de especialistas. Es responsabilidad del lector siempre acudir a los profesionales para obtener orientación precisa. Para más información de nuestros lineamientos editoriales, consulta el apartado Ética Editorial de Pampers®.