Your baby is the size of a honeydew melon

¿Qué cambios hay en la semana 35 de embarazo? ¿Qué tan grande está mi bebé? Comenzamos con que en esta semana 35 de embarazo estás en el mes 8 de gestación y tu bebito tiene el tamaño de un melón de miel. Seguí leyendo y maravíllate de los cambios en esta semana.

Desarrollo del bebé en tus 35 semanas de embarazo

35 semanas de embarazo: Cabeza o cola

La posición ideal para el parto es con la cabeza del pequeño hacia abajo o de vértice. Si el bebé aparece de nalgas, el parto es llamado parto de nalgas. Sorprendentemente, a pesar del lugar estrecho dentro del útero, tu pequeño acróbata puede voltearse varias veces más antes de nacer.

También en esta semana, tu bebé está sensible a los sonidos del exterior y sus brazos y piernas se tornan más regordetes, ¡qué maravilla!

35 semanas de embarazo: Aumento de peso

Es en esta semana cuando comenzá un periodo de rápido aumento de peso: aproximadamente tu bebé llegue a pesar de 226 a 340 gramos por semana. También la grasa se comienza a depositar en todo su cuerpo, especialmente alrededor de los hombros.

Debido a su incremento de tamaño, tu bebé está un poco apretado dentro de tu útero. Por lo que sus movimientos pueden disminuir, pero los que haga podrían ser más fuertes y bruscos. Si tu bebé está colocado de cabeza, esta se apoyará en tu hueso pubiano como preparación para el parto.

35 semanas de embarazo: Piel suavecita

Ahora el rostro de tu bebé es más liso, sus arruguitas desaparecieron y su piel tiene un color rosado en vez de rojizo; todo esto es gracias a la grasa que se acumuló por debajo de la misma, la cual servirá para controlar la temperatura del cuerpo después de nacer.

De igual manera, la piel de tu bebé está cubierta por una capa, la llamada vérnix caseosa, que tiene la función de prevenir infecciones, hidratar la piel y protegerla del líquido amniótico, y de actuar como un lubricante para ayudar a tu bebé a pasar por el canal vaginal en en parto.

Tus síntomas en las 35 semanas de embarazo

Tus síntomas en las 35 semanas de embarazo: Micción frecuente

Uno de los síntomas cuando tu bebé desciende hacia tu pelvis en preparación para el nacimiento es que podés perder un poco de orina cuando te ríes, toses, estornudas o incluso cuando te inclinás, ¿lo has notado? Esto podé suceder porque tu pequeño ahora está presionando tu vejiga. Una forma de manejar esto es ir al baño con más frecuencia y usar un protector de bragas.

Otra forma de ayudar a prevenir esos momentos de "oops" es hacer ejercicios para ayudar a fortalecer los músculos del área que rodea la abertura de la vagina. ¡Esto podé ayudar a mejorar el control de tu vejiga al permitirte apretar esos músculos con más fuerza si es necesario! Preguntá a tu médico qué tipo de ejercicios podés practicar.

Tus síntomas en las 35 semanas de embarazo: Contracciones de Braxton Hicks

Hacia el final de tu embarazo, es normal que te preguntes cómo sabrás cuando estés en trabajo de parto. Puede ser especialmente confuso si experimentás contracciones en el segundo o tercer trimestre que desaparecen sin desencadenar el parto.

Estas se llaman contracciones de Braxton Hicks y son una de las formas en que tu cuerpo se prepará para el trabajo de parto. Estas también podrían ser un síntoma o amenaza de parto prematuro.

Tus síntomas en las 35 semanas de embarazo: Lo básico del Estreptococo B

En algún momento, entre esta semana 35 de embarazo y la semana 37, tu médico podé indicar un análisis para descartar la presencia de streptococo agalactiae, es decir la bacteria de estreptococos del grupo B (Group B streptococcus, GBS). Aunque es inofensiva para vos, podé causarle una infección a tu bebé durante el parto.

El examen en sí es simple: se realiza un hisopado vaginal o rectal, o analiza una muestra de orina. Si el análisis arroja un resultado positivo, probablemente tu médico administrará antibiótico intravenoso (en una vena en tu brazo) durante el trabajo de parto y el parto.

Buenos consejos para mamá

  1. Quizá ya precisaste quiénes quieres que te acompañen el día de dar a luz, también ten en cuenta hablar con tu médico sobre las opciones de medicamentos para el dolor durante el parto.

  2. ¿Ya tenés el nombre de tu bebé? Inspírate y encontrá el nombre perfecto en nuestro Generador de Nombres.

  3. Continuá con las recomendaciones que tu médico te hizo referente a medicamentos, alimentación y ejercicios físicos.

Frase emotiva: Estado Civil: Enamorados de un bebé que aún no conocemos… ¡Y Pampers® lo cuidará con vos!

Fuentes

Sobre el contenido aquí publicado

La información de este artículo se basa en las recomendaciones de expertos que se encuentran en fuentes rigurosas: médicas, institucionales y/o gubernamentales. En ninguna circunstancia, el contenido de esta página debe reemplazar las sugerencias médicas y/o de especialistas. Es responsabilidad del lector siempre acudir a los profesionales para obtener orientación precisa. Para más información de nuestros lineamientos editoriales, consulta el apartado Ética Editorial de Pampers®.