4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40
1 2 3 4 5 6 7 8 9
1 2 3

¡Sí!, estás en tu último mes de embarazo, y tu bebé puede llegar en cualquier momento. La mayoría de las mujeres dan a luz entre las semanas 38 y 42; pero pocos bebés llegan exactamente en la fecha de parto estimada.

Síntomas comunes de embarazo en el noveno mes

En el mes final del embarazo, algunos de los síntomas normales que podés experimentar incluyen:

  • Ganas frecuentes de orinar
  • Incremento de las descargas vaginales
  • Dolor de espalda
  • Picazón en la piel
  • Presión pélvica
  • Descargas espontáneas de leche por los senos
  • Aumento del crecimiento del vello facial
  • "Aligeramiento" de la carga: tu bebé baja más, lo cual facilita la respiración de la madre.
  • Sentís pocos movimientos del bebé

Noveno mes de embarazo: cambios internos y externos

El desarrollo de tu bebé: Los pulmones de tu bebé se desarrollan hasta el momento de su nacimiento, se prepara para su primera respiración y para ese importante primer llanto. Muy pronto te sorprenderás de cuánto ruido puede hacer.

Durante el último mes de embarazo, tu bebé debe colocarse con la cabeza hacia abajo, porque si se coloca de nalgas o de pie, tu doctor puede intentar voltearlo, u ofrecerte un parto por Cesárea.

Cambios en tu cuerpo: podrías sentirte pesada, cansada e impaciente — incluso podrías sentirte inquieta, tanto sentada como acostada, porque la verdad es que no encontrás ninguna posición cómoda. Algunas mamás también experimentan una subida de energía, mientras sus cuerpos se preparan para el parto.

El lado positivo es que tu bebé se está acomodando más abajo en tu pelvis y esto te alivia la presión en los pulmones, haciéndote más fácil la respiración. Sin embargo, puede incrementarse la urgencia de orinar.

Si sentís calambres o contracciones en esta etapa, recordá que existe una diferencia entre las Contracciones de Braxton Hicks y las verdaderas contracciones de parto, así que tomá nota de los intervalos entre las contracciones; y si pensás que estás en trabajo de parto, llamá a tu doctor y explicale tus síntomas.

Si tu bebé no ha nacido alrededor de la semana 40, tus médicos te monitorearán a vos y al bebé de manera más atenta durante las semanas 41 y 42. Vos y tu equipo de parto deben discutir si es conveniente inducir el parto y cuándo hacerlo. Si tu bebé no ha nacido hacia el final de la semana 42, es probable que te ofrezcan una inducción del parto para reducir potenciales riesgos a la salud del bebé y a la tuya.

Noveno mes de embarazo. Lista breve

  • Organizá el cuidado del bebé: Es posible que necesites cuidados para el bebé, después de que lo llevés contigo a casa. Esto podría significar que hagas algunos acuerdos con tus hijos mayores, si los tenés; y que hagas planes de cuidado infantil a largo plazo, cuando el bebé sea un poco mayor.
  • Preparaciones finales: A los nueve meses de embarazo, es posible que experimentés el “síndrome de hacer nido”: que consiste en la urgencia que sentís de tener tu hogar listo para tu bebé y para desempeñar los roles de padre y madre. Usá los días o semanas restantes de tu embarazo, para ocuparte de cualquier arreglo de último minuto; y para que tengás tu hogar listo como lo deseas. Utilizá estos pequeños estallidos de energía, ya sea que estés cocinando cantidades de comida extra y congelándola, o ya sea que estés limpiando o almacenando tus suministros.
  • Días de visita en el hospital y anuncio del nacimiento: Pensá en las personas que querés que vengan a verte en el hospital, y en cómo manejarás las ofertas de ayuda y las visitas. Después del nacimiento estarás un poco enredada, así que ahora es un buen momento para decidir cómo harás el anuncio del nacimiento a tu familia y a tus amigos.
  • Encontrá el nombre adecuado para el bebé: Si estás luchando para encontrar el nombre correcto para el bebé o si has cambiado de parecer en el último minuto en relación al nombre que habías escogido, revisá nuestras sugerencias para nombres o usá nuestra herramienta para generar el nombre adecuado para tu bebé.
  • Dormí un poco: Dejá un momento tu lista de las cosas que tenés que hacer; y dormí tanto como podás. Y no solo descansá, consentite también. Esta puede ser tu última oportunidad antes de que nazca el bebé para tener un poco de tiempo para vos, así que hacete una pedicura, un masaje en los pies, mirá una película y disfrutá de momentos de paz con tu pareja y con tus seres queridos. Disfrutá estos últimos días “sin bebé”.