Mujer embarazada con contracciones

Hacia el final de tu embarazo, es normal que te preguntés cómo sabrás cuando estés en trabajo de parto. Puede ser especialmente confuso si experimentás contracciones en el segundo o tercer trimestre que desaparecen sin desencadenar el parto. Estas se llaman contracciones de Braxton Hicks y son una de las formas en que tu cuerpo se prepara para el trabajo de parto.

¿Qué son las Contracciones de Braxton Hicks?

También conocidas como contracciones "falsas" o de "práctica", las contracciones de Braxton Hicks (que se nombran por el médico que las identificó por primera vez) no son contracciones de parto reales, sino que son causadas por los músculos del útero que se contraen, al igual que las contracciones de parto reales.

Saber cómo se sienten las contracciones de Braxton Hicks puede ayudarte a determinar si vos estás experimentando contracciones de “simulacro”, o de parto real cuando ocurren. Las contracciones falsas generalmente se sienten como un estrechamiento apretado del abdomen o como calambres menstruales.

No necesariamente necesitás hacer algo si sentís contracciones de Braxton Hicks. Dar un paseo, descansar o cambiar de posición puede ayudarles a irse, pero la experiencia de cada mujer es diferente.

¿Qué causa las Contracciones de Braxton Hicks?

Estos factores podén ser activadores de Braxton Hicks:

  • Cuando la madre o el bebé son muy activos

  • Si alguien tocá la barriga de la madre

  • Cuando la vejiga está llena

  • Después del sexo

  • La deshidratación 

Braxton Hicks vs. Contraccciones de parto

Si tu embarazo todavía no ha llegado a término, es posible que te preocupe tener un parto prematuro. Consultá las señales del trabajo de parto al primer signo de una contracción. También podrías preguntarte si la contracción que estás sintiendo es de Braxton Hicks o si finalmente es una de las verdaderas.

Para ayudarte a resolver esto, familiarizate con los síntomas del trabajo de parto y mantené estos síntomas de Braxton Hicks en mente:

  • Las contracciones falsas son irregulares y no están cercanas en el tiempo las unas de las otras. Una buena manera de verificar es cronometrar las contracciones.

  • Las contracciones falsas son débiles y no se fortalecen, o comienzan fuertes, pero luego se vuelven más débiles. Sin embargo, a medida que se aproxima tu fecha de parto, puedes tener contracciones de Braxton Hicks más fuertes y más frecuentes.

  • Las llamadas contracciones de práctica se detienen cuando caminás, descansás o cambiás de posición.

En la siguiente tabla, el Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos definió algunas formas en las que las contracciones de Braxton Hicks se diferencian de las verdaderas contracciones del trabajo de parto.

 

Tipo de cambioTrabajo de parto falsoTrabajo de parto verdadero
Tiempo de las contraccionesLas contracciones no son regulares y no se hacen cada vez más frecuentes.

Las contracciones son regulares y se hacen cada vez más frecuentes con el tiempo.

Cada una dura entre 30 y 70 segundos.

Efecto del movimientoLas contracciones pueden detenerse cuando la mujer camina o descansa, o pueden detenerse cuando la mujer cambia de posición.Las contracciones continúan a pesar del movimiento.
Fuerza de las contraccionesPor lo general, las contracciones son débiles y no se vuelven mucho más fuertes o pueden comenzar fuertes y debilitarse.Las contracciones se vuelven más fuertes.
Dolor de las contraccionesLa mujer solo suele sentir dolor en la parte delantera.El dolor generalmente comienza en la espalda y se traslada hacia el frente.

 

¿Cuándo comienzan las contracciones de Braxton Hicks?

Por lo general, comienzan en el tercer trimestre, aunque es posible que las notés en el segundo trimestre. Las contracciones de Braxton Hicks pueden comenzar un poco antes si este no es tu primer embarazo.

Las contracciones de Braxton Hicks pueden causarte un poco de incomodidad, pero son una parte completamente normal del embarazo y ayudan a tu cuerpo a prepararse para el gran día en que comienza el trabajo de parto. Para ayudarte a sentirte aún más preparada, leé las recomendaciones para tener más comodidad durante el trabajo de parto, y consultá qué esperar justo después del parto.

Recordá llamar a tu médico si tenés dudas sobre lo que estás experimentando o si notás alguno de los siguientes signos:

  • Las contracciones continúan incluso si te movés.

  • Las contracciones se producen a intervalos regulares, y se vuelven más fuertes y frecuentes con el tiempo.

  • Tenés sangrado vaginal.

  • Tenés fugas de líquido de tu vagina.

Vos te estarás preguntando: ¿Duelen las contracciones de Braxton Hicks? Aunque estas contracciones falsas son completamente normales, a veces pueden ser dolorosas, por lo tanto, ponte en contacto con tu médico o doula para que te asesore si tienes dolor.

Fuentes

Sobre el contenido aquí publicado

La información de este artículo se basa en las recomendaciones de expertos que se encuentran en fuentes rigurosas: médicas, institucionales y/o gubernamentales. En ninguna circunstancia, el contenido de esta página debe reemplazar las sugerencias médicas y/o de especialistas. Es responsabilidad del lector siempre acudir a los profesionales para obtener orientación precisa. Para más información de nuestros lineamientos editoriales, consulta el apartado Ética Editorial de Pampers®.