Your baby is the size of an acorn squash

¿Qué tan grande es tu bebé en la semana 25? Las preguntas respecto a tu embarazo siguen presentes, pero ¡tranquila! Recordá que estamos con vos. Te sorprenderá saber que tu bebé tené el tamaño de una calabaza bellota, además ahora ya abre y cierra sus párpados y se mantiene tranquilo mientras vos lo estás.

Desarrollo del bebé en tus 25 semanas de embarazo

25 semanas de embarazo: Relleno

La piel de tu bebé de 25 semanas de gestación es aún delgada, arrugada y pálida, pero poco a poco se ve más rellenita gracias a la grasa y los músculos que hasta este periodo ha desarrollado. También comienzan a crecer diminutos capilares debajo de su piel, estos le dan un tinte rosado. ¡Descubre los consejos para una dieta saludable durante el embarazo!

25 semanas de embarazo: Su oído

Es maravilloso contarte que la audición de tu bebé también ha continuado su desarrollo y tal vez ahora sea capaz de escuchar tu voz.

25 semanas de embarazo: Sus pulmones

Los vasos sanguíneos de los pulmones de tu bebé ya están formados y las células pulmonares ya están produciendo el surfactante, la sustancia que reviste los alvéolos de los pulmones para ayudar al intercambio de oxígeno durante la respiración luego del nacimiento.

Tus síntomas en las 25 semanas de embarazo

Tus síntomas en las 25 semanas de embarazo: Tu útero

En la semana 25 de embarazo los cambios en la madre son diversos, uno de ellos es tu útero, el cual tiene ahora el tamaño de una pelota de fútbol, así que es natural que tus órganos se sientan apretados. Al medirlo desde tu hueso púbico hasta mitad de camino entre tu ombligo y tu esternón, tu útero mide alrededor de 25 centímetros de diámetro. Recordá que tu útero contiene un saco que a su vez aloja al líquido amniótico, justo donde flota tu pequeño bebé.

Tus síntomas en las 25 semanas de embarazo: Control de diabetes

Entre las semanas 24 y 28 se realiza un examen para buscar signos de diabetes gestacional, ¡no te asustes! Este tipo de diabetes se trata de una afección de alto nivel de azúcar en sangre que afecta a cerca del 2 y el 5 por ciento de las mujeres embarazadas, que normalmente desaparece luego del parto. 

Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) detalla que este tipo de diabetes aumenta el riesgo de sufrir complicaciones durante el embarazo y el parto. Además, tanto la madre como, posiblemente, sus hijos corren más riesgo de presentar diabetes de tipo 2 en el futuro.

El examen en sí es simple: unos minutos después de beber una solución azucarada, se extrae una muestra de sangre y se miden los niveles de azúcar. Si el nivel es alto se realiza otro análisis para determinar si tenés diabetes gestacional. 

Tus síntomas en las 25 semanas de embarazo: De viaje

Las infecciones urinarias, a estas 25 semanas de embarazo, son comunes, así que ve al baño cuando sintás ganas para evitar los síntomas de una infección urinaria: ardor, dolor o un olor desagradable al orinar.

Tomá en cuenta que si tenés alguno de estos síntomas, lo mejor es llamar a tu médico de inmediato, ya que las infecciones urinarias podén convertirse en algo grave si no se tratan durante el embarazo.

Buenos consejos para mamá

  1. Debido a que tu centro de gravedad va cambiando, durante estas 25 semanas de embarazo, posiblemente seas más propensa a tropezar, procura caminar con cuidado y utilizá calzado cómodo.

  2. ¿Querés organizar tu Baby Shower? Primero descubrí cuándo será tu posible fecha de parto en nuestra Calculadora de Embarazo.

  3. ¡Estás cerca de la semana 26 de embarazo! Planificá tu licencia o incapacidad por maternidad.

Frase emotiva: Estado Civil: Enamorados de un bebé que aún no conocemos… ¡Y Pampers® lo cuidará con vos!

Fuentes

Sobre el contenido aquí publicado

La información de este artículo se basa en las recomendaciones de expertos que se encuentran en fuentes rigurosas: médicas, institucionales y/o gubernamentales. En ninguna circunstancia, el contenido de esta página debe reemplazar las sugerencias médicas y/o de especialistas. Es responsabilidad del lector siempre acudir a los profesionales para obtener orientación precisa. Para más información de nuestros lineamientos editoriales, consulta el apartado Ética Editorial de Pampers®.