A9_2

Tú estas en la semana de embarazo:

12 semanas de embarazo

Tu bebé a las 12 semanas de embarazo

Tu bebé tiene el tamaño de un maracuyá. Esta semana tu bebé pesa de 8,5 a 14 g (0,3 a 0,5 onzas), y mide alrededor de 6,3 cm (2,5 pulgadas).

Uñas trabajando

Las uñas comienzan a crecer en sus cavidades, así que prepara el cortaúñas. Muchos bebes nacen con uñas largas que deben ser cortadas apenas nacen. 

Todo en su lugar

 El período verdaderamente crítico del desarrollo de tu pequeño está llegando a su fin. Al final de esta semana, todas las partes del cuerpo estarán presentes; incluso los órganos sexuales ya se han desarrollado (aunque es demasiado pronto para determinar si tienes una niña o un niño). 

A oscuras

 En la semana 12, los párpados ya se han formado y se cerrarán. Permanecerán completamente cerrados hasta finales del segundo trimestre.

Tu embarazo a las 12 semanas

¡Aliméntame!

 Olvídate de los menús para llevar: ¡el apetito ha regresado! En esta semana, muchas mujeres dicen sentir que "el bebé tiene hambre." Asegúrate de comer lo suficiente y mantener una dieta saludable, pero no creas que realmente necesitas "comer por dos." 

Qué es normal, qué no lo es

 A medida que aumenta tu volumen sanguíneo para mantener nutrido a tu bebé, puede que sientas que tus encías están más sensibles y que sangran cuando te cepillas los dientes o utilizas hilo dental. Esto puede ser desconcertante, pero es completamente normal.

¿Sabías qué...?

Hacia el final de esta semana, todas las partes y sistemas críticos del cuerpo ya están formados. ¡Tu bebé también se ha duplicado en tamaño durante las últimas tres semanas! Los órganos sexuales se han desarrollado, pero es demasiado pronto para determinar si es una niña o un niño. Su cara también ha desarrollado un perfil humano, pero… ¿a quien se parecerá el bebé?

Consejo rápido para mamá:

A medida que las náuseas matutinas desaparezcan, asegúrate de comer una dieta balanceada que incluya carnes, pollo y pescado (proteína), verduras y frutas (vitaminas y minerales) y productos lácteos (calcio para ayudar a tu hijo a crecer y desarrollarse). No te olvides: la vieja historia de “comer por dos” ¡no significa que debes comer el doble!

Encontralo aquí

También te puede interesar: