4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40
1 2 3 4 5 6 7 8 9
1 2 3

Bienvenida al primer trimestre de tu embarazo. Hemos reunido alguna información práctica sobre cómo se desarrolla tu pequeño y qué podés esperar como futura mamá, además de algunos consejos que podrás tener en cuenta durante este período tan importante.

El desarrollo de tu bebé en el primer trimestre

Durante el primer trimestre del embarazo, lo que comienza como un pequeño paquete de células se está convirtiendo rápidamente en un feto del tamaño de una ciruela grande. En estas semanas del primer trimestre, se formarán el corazón, los pulmones, el hígado, la médula espinal, la cabeza y las extremidades de tu pequeño. Mientras tanto, tu útero se está convirtiendo rápidamente en un hogar confortable. Al final del primer trimestre, la placenta y el cordón umbilical también estarán en su lugar.

Algunos momentos muy emocionantes en el primer trimestre incluyen la semana 9, cuando tu pequeño puede comenzar a moverse (aunque no podrás sentir estos movimientos hasta el segundo trimestre), y la semana 11, cuando el corazón de tu pequeño late lo suficientemente fuerte como para ser escuchado en una ecografía. Para el final del tercer mes, todos los órganos esenciales y las partes del cuerpo estarán en su lugar, aunque en tamaño diminuto.

Qué puedes esperar en el primer trimester

¿Estás experimentando alguno de los síntomas típicos del embarazo en el primer trimestre pero todavía no estás segura de si estás realmente embarazada? Una prueba de embarazo casera puede confirmar tus sospechas, y podés acudir al médico si tenés dudas. Probablemente tengás curiosidad acerca de cuándo llegará tu bebé, así que echá un vistazo a nuestra útil herramienta para calcular tu fecha de parto.

Algunas futuras mamás encuentran el primer trimestre de embarazo bastante complejo, ya que se sienten en una montaña rusa emocional, así como puede ser difícil lidiar con algunos síntomas del primer trimestre: senos sensibles, estreñimiento, calambres y ganas de orinar frecuente.

Si experimentás náuseas o "náuseas matutinas" durante el primer trimestre, pensá que es un buen recordatorio de que estás esperando un bebé. Tratá de reducir los síntomas de las náuseas matutinas con algunas estrategias simples. También podrás experimentar algunos antojos. Por extraños que sean, generalmente no hay nada de qué preocuparse.

Cada semana del primer trimestre trae algo nuevo e interesante, así que mantenete al día con todos estos cambios súper emocionantes utilizando nuestro calendario de embarazo. Antes de que te des cuenta, habrás llegado al segundo trimestre.

Qué debés tomas en cuenta en el primer trimester

Lo que comás afectará a tu pequeño en crecimiento, por lo que es importante seguir una dieta de embarazo saludable y nutritiva. Consultá con tu médico sobre consumir ácido fólico y vitaminas prenatales. Conocé lo que es seguro comer y lo que no. Por ejemplo, se deben evitar los mariscos poco cocidos y los quesos no pasteurizados. El alcohol, el tabaco y las drogas pueden ser muy dañinos para tu bebé, por lo que debés evitarlos. En cuanto al café , la recomendación es limitar la ingesta de cafeína a 200 miligramos por día, el equivalente a una taza pequeña.

El primer trimestre es el momento de encontrar un buen médico obstetra que pueda atenderte durante tu embarazo y durante el parto.

¿Te sentís agotada? Intentá relajarte y descansá lo suficiente en estos primeros días. Construir una nueva vida requiere de mucha energía. Y tenés dos trimestres más antes de conocer a tu bebé.