4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40
1 2 3 4 5 6 7 8 9
1 2 3

El cuarto mes de embarazo es un gran acontecimiento. Muchas cosas excitantes suceden en este mes, en la medida en que te acercás cada vez más al nacimiento del bebé.

Síntomas comunes del embarazo durante el cuarto mes

Aunque puede que no los experimentés todos, estos síntomas son comunes durante el cuarto mes de embarazo:

  • Aumento de peso
  • Picazón de la piel, alrededor de tu panza y de tus senos
  • Aparición de estrías
  • Dificultad para respirar
  • Hambre
  • Acidez e indigestión
  • Incremento de la energía
  • Venas varicosas
  • Venas de araña
  • Cambios en la pigmentación de la piel

Pocos síntomas son persistentes durante el cuarto mes de embarazo. Por eso, este periodo ha sido llamado la “luna de miel” del embarazo. En efecto, muchas futuras madres lo usan para decorar, comprar, viajar y hacer otras cosas que requieren mucha energía.

El ultrasonido de la semana 20

También conocido como el escaneo anatómico o el ultrasonido anatómico. Durante la importante semana 20 el examen de ultrasonido permitirá a tu médico verificar que todo está bien con vos y con tu bebé.

Durante el examen de ultrasonido de la semana 20, podés conocer, si lo deseas, el sexo de tu bebé. Ya sea que escojás averiguarlo o bien dejarlo como una sorpresa para el momento del nacimiento, es posible que comencés a buscar potenciales nombres para tu bebé. Revisá nuestro Generador de nombres de bebés de Pampers que te permite jugar con diferentes opciones, hasta que encontrés un nombre que te guste.

El examen de ultrasonido es un proceso indoloro. Una jalea fría es frotada en tu panza para pasarte después por encima de ella un tubo con un resonador. Una imagen pixelada de tu bebé se puede ver en una pantalla cercana a la camilla.

Cuarto mes de embarazo: cambios internos y externos

El desarrollo de tu bebé: Aunque tu bebé todavía es pequeño, está desarrollando todo tipo de rasgos, inclusive las pestañas y las cejas. Sorprendentemente, tu bebé ya tiene sus propias huellas digitales. Más aún, puede que tenga una mata de cabello sobre su cabeza.

También puede ser que tu bebé tenga hipo o bostece, todo este crecimiento es muy fatigoso para tu bebé.

Cambios en tu cuerpo: Durante el cuarto mes de embarazo, probablemente entre las semanas 18 y 20, puede que sintás a tu bebé moviéndose por primera vez. Esta sensación parece como el vuelo de mariposas flotando dentro de tu panza. Es una sensación dulce.

También podrás notar que tu respiración es un poco más trabajosa. Esto sucede porque durante su crecimiento, tu bebé comienza a empujar hacia arriba tus pulmones. La presión continuará hasta que tu bebé se coloque profundamente dentro de tu pelvis, poco antes de nacer.

Tu panza crecida es un poco más evidente ahora; y puede que la gente se muestre curiosa sobre si estás embarazada.

Algunas mujeres tienen cabelleras más densas o más oscuras debido al embarazo; y también pueden experimentar el crecimiento de vello facial debido a los cambios hormonales.

Cuarto mes de embarazo. Lista breve

  • El ultrasonido de la semana 20: Alrededor de la semana 20, estás en la mitad de tu embarazo; es el momento para realizar el importante examen de ultrasonido.
  • Averiguá el género de tu bebé: Si eligís saber el sexo de tu bebé, pensá si querés decírselo al resto de las personas; y también, cómo querés hacer este gran anuncio.
  • Comenzá a buscar ropa materna: Aunque puede que durante el cuarto mes de embarazo no necesités que toda tu ropa sea de maternidad, notarás que comenzarás a sentir tus pantalones un poco apretados. Este puede ser un buen momento para que comencés a buscar tiendas locales (o en la red) de artículos de maternidad, y para que te inspirés sobre la moda en ropa de maternidad.
  • Controlá los ataques de hambre: Puede que experimentés ataques de hambre más intensos de los que hayas sentido antes; si esto es así, intentá mantener tu dieta de embarazo saludable. En lugar de comer el doble, seguí las recomendaciones de tu médico y añadí más comida saludable a tu dieta.
  • Tomá una vacación: Usá este segundo trimestre para cargarte de energía, así como el hecho de que tu panza todavía no es muy grande, para comenzar a realizar los preparativos del embarazo y tener una relajante escapada con tu pareja. Si este es el primer bebé de ambos, esta puede ser una gran oportunidad para tener tiempo juntos, antes de que el bebé se una a ustedes.