4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40
1 2 3 4 5 6 7 8 9
1 2 3

El cuarto mes de embarazo es un gran acontecimiento. Muchas cosas excitantes suceden en este mes, en la medida en que te acercás cada vez más al nacimiento del bebé.

Síntomas comunes del embarazo durante el cuarto mes

Aunque puede que no los experimentés todos, estos síntomas son comunes durante el cuarto mes de embarazo:

  • Aumento de peso
  • Picazón de la piel, alrededor de tu panza y de tus senos
  • Aparición de estrías
  • Dificultad para respirar
  • Hambre
  • Acidez e indigestión
  • Incremento de la energía
  • Venas varicosas
  • Venas de araña
  • Cambios en la pigmentación de la piel

Pocos síntomas son persistentes durante el cuarto mes de embarazo. Por eso, este periodo ha sido llamado la “luna de miel” del embarazo. En efecto, muchas futuras madres lo usan para decorar, comprar, viajar y hacer otras cosas que requieren mucha energía.

El ultrasonido de la semana 20

También conocido como el escaneo anatómico o el ultrasonido anatómico. Durante la importante semana 20 el examen de ultrasonido permitirá a tu médico verificar que todo está bien con vos y con tu bebé.

Durante el examen de ultrasonido de la semana 20, podés conocer, si lo deseas, el sexo de tu bebé. Ya sea que escojás averiguarlo o bien dejarlo como una sorpresa para el momento del nacimiento, es posible que comencés a buscar potenciales nombres para tu bebé. Revisá nuestro Generador de nombres de bebés de Pampers que te permite jugar con diferentes opciones, hasta que encontrés un nombre que te guste.

El examen de ultrasonido es un proceso indoloro. Una jalea fría es frotada en tu panza para pasarte después por encima de ella un tubo con un resonador. Una imagen pixelada de tu bebé se puede ver en una pantalla cercana a la camilla.

Ocho meses de embarazo: cambios internos y externos

El desarrollo de tu bebé: En esta etapa, tu bebé ya habrá “descendido”, o se habrá acomodado (moviéndose hacia tu pelvis) y continuará creciendo, aunque de manera más lenta. El lugar está apretado ahora, así que no debés sorprenderte si sentís menos movimientos del bebé ahora.

Cambios en tu cuerpo: Además de los cambios físicos, podés sentirte muy emotiva. Por otra parte, el tamaño de tu barriga es para algunas personas una buena razón para ofrecerte consejos; vos podés sentirte abrumada, ansiosa, molesta o nerviosa. También podés sentirte un poco impaciente, pero tenés que saber que tu bebé está preparado para conocerte; y solamente necesita un poquito más de tiempo. Adaptate a estos sentimientos y recordá que este es un periodo de muchas emociones y que vos lo superarás. Vos podés hacer eso.

Octavo mes de embarazo. Lista breve

  • Finalizá el plan de parto: Es posible que vos hayás estado trabajando en tu plan de parto; asegurate de que tenés copias impresas para tu equipo médico.
  • Empacá tu maletín para el hospital y colocalo en la puerta: Prepará tu maletín para el hospital. Tu maletín para el hospital debe incluir todas las cosas que tu pareja y vos necesitarán durante la labor y durante tu permanencia en el hospital. Inclusive puede tener ropas y otras cosas que tu bebé necesitará para regresar a casa.
  • Hacé un simulacro para llegar al hospital: Planificá cómo llegarás al hospital cuando llegue el momento. Asegurate de tener previstas algunas rutas, en caso de que tu bebé decida llegar durante la hora pico del tráfico. Si tu hospital te lo permite, visitá y familiarizate con la Sala de Maternidad, para que sepás a dónde debés ir cuando llegués al hospital.
  • Tené a mano los números de teléfonos de las personas que conforman tu equipo de parto, así como la dirección del hospital en tu teléfono y en la nevera, para que no lidies con estos detalles a última hora.
  • Realizá los últimos toques finales: Tomate tiempo para descansar, para dar los toques finales al cuarto del bebé y a los refuerzos de seguridad que has llevado a cabo en tu hogar. Es importante que te sintás relajada, así que no llevés una agenda demasiado apretada; más bien tratá de disfrutar este momento.
  • Llevá a cabo algunos pasos saludables: Hay algunos pequeños pasos que podés llevar a cabo, como hacer los ejercicios de Kegel y los ejercicios de respiración, practicá una buena postura; y mantenete hidratada para que te sintás un poco más confortable durante el octavo mes de embarazo.